Sigue al Profeta


58

Sigue al Profeta

Con energía

Canciones para los niños

El primer profeta que hubo fue Adán.
El jardín de Edén fue su primer hogar.
Al Señor seguía y obediente fue.
Somos descendientes de este hombre fiel.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Fue Samuel llamado desde su niñez.
El Señor le habló por la tercera vez
mientras él dormía, y éste contestó:
“Habla, porque oigo”, y le escuchó.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Fue Jonás profeta que trató de huir,
pero comprendió que a Dios hay que seguir.
En una ballena, entendió Jonás
que el Señor jamás nos deja fracasar.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Fue Daniel profeta y no deseó pecar.
El rey con los leones lo mandó encerrar
pero al poco tiempo el rey se percató
que a Daniel un ángel del Señor cuidó.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Pocos ya distinguen entre el bien y el mal,
si oyes las noticias cuenta te haz de dar.
Mas si por la senda recta hemos de andar,
a nuestros profetas hemos de escuchar.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Fue Enoc profeta y enseñaba el bien.
La gente del pueblo hizo su deber,
y tan buenos fueron en obedecer
que el Señor se los llevó a vivir con Él.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Fue Noé un profeta mandado a decir
que se arrepintieran o iban a morir.
Nadie lo escuchó y se burlaron de él
hasta que el diluvio empezó a caer.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


El profeta Abraham un hijo a Dios pidió;
fue Isaac su nombre y padre de Jacob.
Dios le dio a éste el nombre de Israel,
y las doce tribus son los hijos de él.


Sigue al profeta, sigue al profeta,
sigue al profeta, deja el error.
Sigue al profeta, sigue al profeta,
lo que él dice manda el Señor.


Dios mandó a Moisés su pueblo a liberar
y llevarlo a otro sitio a morar.
En el yermo el pueblo muy mal se portó,
y cuarenta años mucho padeció.


Letra: Duane E. Hiatt, n. 1937. © 1989 IRI.

Música: Duane E. Hiatt, n. 1937. © 1989 IRI.