Jesús, en la corte celestial


116

Jesús, en la corte celestial

Con serenidad

Himnos

Jesús, en la corte celestial,
mostró Su gran amor
al ofrecerse a venir
y ser el Salvador.


Su vida libremente dio;
Su sangre derramó.
Su sacrificio de amor
al mundo rescató.


Por obediencia a Su Dios,
el premio Él ganó.
“Oh Dios, Tu voluntad haré”,
humilde, repitió.


Marcó la senda y nos guió
a esa gran ciudad
do hemos de vivir con Dios
por la eternidad.


Comamos y bebamos, pues,
con mansa humildad,
pues dio Su vida el Señor
por la humanidad.


Oh cuán glorioso y cabal
el plan de redención:
merced, justicia y amor
en celestial unión.


Letra: Eliza R. Snow, 1804-1887.

Música: Thomas McIntyre, 1833-1914. Las estrofas 1, 2, 5 y 6 son especialmente aptos para la Santa Cena.