A medianoche se oyó


128

A medianoche se oyó

Con alegría

Himnos

A medianoche se oyó aquel dulce refrán
de ángeles que en unión las gratas nuevas dan:
“La paz y buena voluntad del gran Rey celestial”.
El mundo en quietud oyó el son angelical.


En gloria vedlos descender, los ángeles de Dios;
el triste mundo oirá su resonante voz.
En las llanuras de Belén se oye su canción,
diciendo que de Dios bajó al mundo redención.


El tiempo ya predicho fue, por siervos del Señor,
y en el mundo reinarán la paz y el amor.
Entonces el Señor será el Príncipe de Paz,
y cantaremos otra vez el canto de solaz.


Letra: Edmund H. Sears, 1810-1876.

Música: Richard S. Willis, 1819-1900.