Secreta oración


80

Secreta oración

Con reflexión

Himnos

Hay una hora de solaz en que mi corazón
del mundo se aleja en secreta oración.


Rendiré mi corazón en secreta oración;
ganaré por ese don, con el cielo comunión.


La senda que nos llevará a la celestial mansión
tan sólo se encuentra por secreta oración.


Rendiré mi corazón en secreta oración;
ganaré por ese don, con el cielo comunión.


Al navegar por ese mar de desesperación,
mi alma se consuela en secreta oración.


Rendiré mi corazón en secreta oración;
ganaré por ese don, con el cielo comunión.


Y cuando tenga que andar por entre tentación,
a mi Señor elevaré secreta oración.


Rendiré mi corazón en secreta oración;
ganaré por ese don, con el cielo comunión.


Letra: Hans Henry Petersen, 1835-1909.

Música: Hans Henry Petersen, 1835-1909.