Dulce tu obra es, Señor


84

Dulce tu obra es, Señor

Con fervor

Himnos

Dulce tu obra es, Señor;
concédeme rendir loor
por el amor que tú nos das
y que nos llena de solaz.


Dulce me es el adorar;
con fe te quiero venerar.
Haz que mi corazón, Señor,
rebose de bondad y amor.


Mi corazón es tuyo hoy;
bendito seas, gran Señor.
Tus obras, cuán perfectas son;
cuán infinito tu amor.


Con cuánto gozo cantaré;
tu gran bondad ensalzaré
al verme cerca de tu faz,
gozando de sublime paz.


Ya no tendré más tentación,
faltas, dolor, ni aflicción;
habré vencido la maldad,
y yo tendré felicidad.


Entonces bien comprenderé
lo que en vida ignoré,
y con divina potestad
moraré por la eternidad.


Letra: Isaac Watts, 1674-1748.

Música: John J. McClellan, 1874-1925.