Lealtad a la Primera Presidencia

ELDER J. DEVN CORNISH

De los Setenta, Julio 2012


 

 

Una de las gloriosas evidencias de la restauración de la verdad desde el cielo en estos últimos días es la presencia de profetas y apóstoles verdaderos y vivientes en la Iglesia de Cristo. Es un privilegio y una protección para nosotros, como Santos De Los Últimos Días, el oír y seguir sus consejos.

Que proféticas son las palabras del discurso del Elder Neal A. Maxwell in 1978 (véase Liahona, Febrero 1979, “Un Discipulado Mas Determinado”)

“No se equivoquen sobre esto, hermanos y hermanas, en los próximos meses y años, los eventos probablemente requerirán que cada miembro decida si seguirá o no a la Primera Presidencia…El Presidente Marion G. Romney dijo, hace algunos años, que él ‘nunca ha dudado en seguir el consejo de las Autoridades de la Iglesia aun por encima de mi vida social, profesional o política’.

“Esta es una doctrina difícil, pero es particularmente vital en una sociedad que se está volviendo más perversa. En otras palabras, hermanos y hermanas, el no avergonzarse del evangelio de Jesucristo es también no avergonzarse de los profetas de Jesucristo…  Sus discipulados podrían ver el momento en que dichas convicciones religiosas sean desestimadas…Este nuevo imperialismo irreligioso busca privar de ciertas elecciones simplemente porque tales opciones hacen madurar las convicciones religiosas.

“La resistencia al aborto será vista como primitiva. Concerniente a la institución de la familia, será vista como fuera de moda y desfasado…  Antes de la última victoria de la fuerza de rectitud, algunas batallas se perderán. Aun así, sin embargo, dejemos un registro para que las elecciones estén claras, dejando que otros hagan lo que quieran en pos del consejo profético…Jesus dijo que cuando se empiezan a brotar las hojas de las higueras ‘se aproxima el verano’. Por lo tanto el verano se nos aproxima, no debemos quejarnos del calor.

Tal como el Elder Maxwell profetizó, el día ha llegado cuando algunos miembros de la Iglesia sienten que el consejo de la Primera Presidencia y los Doce es políticamente incorrecto, no coincide con las creencias y valores comúnmente aceptados, o no se apega a sus propias creencias o inclinaciones. Ellos dicen en sus corazones, “No estoy de acuerdo con esto;” o “Los hermanos no entienden la situación;” o “Yo creo que nuestros líderes son inspirados, pero no sobre este punto.” Estas son declaraciones peligrosas que ponen nuestra seguridad espiritual y nuestra posteridad en riesgo.

Por favor, comprendan queridos hermanos y hermanas, que la seguridad reside en seguir el consejo de nuestros Apóstoles y Profetas vivientes. Ellos no profesan ser individuos perfectos, pero cuando hablan unidos como Primera Presidencia y como el Quórum de los Doce, su consejo se constituye la palabra del Señor quien dijo,

“Lo que yo, el Señor, he dicho, yo lo he dicho, y no me disculpo; y aunque pasaren los cielos y la tierra, mi palabra no pasara, sino que toda será cumplida, sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo” (D&C 1:38)

Si nosotros no aceptamos inmediatamente las declaraciones de nuestros líderes, debemos tener la fe y el valor de decir, “Yo no entiendo la posición de los hermanos, pero mi familia y yo la apoyaremos porque creemos en seguir a los Apóstoles y Profetas del Señor.” Tal como dice el himno de la Primaria, “En esto está la seguridad y la paz.”