• Home
  • LDS.org
  • La formación académica: Una gran prioridad

La formación académica: Una alta prioridad


La alta prioridad de la Iglesia respecto a la formación académica tiene sus raíces en unos pasajes específicos de la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio, los cuales aseguran a los miembros que "bueno es ser instruido, si hacen caso de los consejos de Dios" (2 Nefi 9:29).

Los primeros líderes de la Iglesia vieron poca diferencia entre la correcta instrucción secular y religiosa, creyendo que ambas van de la mano. La Iglesia ha realizado muchos esfuerzos educativos, comenzando en 1833 con la Escuela de los Profetas en Kirtland, Ohio. Dicha escuela estaba dedicada al estudio de historia, ciencias políticas, idiomas (incluido Hebreo), literatura y teología. Su objetivo principal era preparar a los líderes de la Iglesia para que pudieran magnificar su llamamiento como misioneros, amonestar al pueblo y testificar del Evangelio (D. y C. 88:80-81).

Educación superior

En la actualidad, la Iglesia tiene en funcionamiento tres universidades diferentes, BYU en Provo, Utah; BYU–Hawai en Laie, Hawai; y BYU–Idaho en Rexburg, Idaho; y un colegio universitario de dos años, el LDS Business College, en Salt Lake City, Utah. Además, la Iglesia tiene programas de seminario e instituto en todo el mundo. El sitio web www.besmart.com se creó para ayudar a los alumnos a prepararse para recibir una educación superior. Las solicitudes y la información sobre las diferentes instituciones educativas de la Iglesia están disponibles en dicho sitio web. El sitio también contiene información de ayuda sobre cómo prepararse para la universidad, en el aspecto espiritual, académico, económico y extracurricular.

Seminario e Instituto

Los programas de seminario e instituto, se desarrollaron para promover la educación religiosa de los estudiantes, y para darles una preparación para la vida, basada en el Evangelio. El seminario se centra en el estudio de las Escrituras, mientras que el instituto ofrece estudios de las Escrituras y cursos tales como preparación para la misión, o cortejo y matrimonio. Tanto el seminario como el instituto se dan sin coste alguno para los alumnos, asegurando que cualquiera que esté interesado pueda participar. Para más información, visite el sitio de seminario y el sitio de instituto de la Iglesia.

Fondo Perpetuo para la Educación

Se ofrece un programa educativo adicional para los miembros de la Iglesia, cuyas circunstancias les impiden continuar sus estudios por sus propios medios. El Fondo Perpetuo para la Educación, establecido en 2001, aporta ayuda específica para las necesidades individuales de cada alumno. El programa tiene como intención ayudar a los miembros de la Iglesia y a sus familias a salir de la pobreza por medio de la formación académica y el trabajo arduo.