Las familias pueden ser eternas

 

Una perspectiva eterna de la conversión al Evangelio y de los convenios del templo nos permite ver las ricas bendiciones en cada una de las generaciones de nuestra familia eterna.


"Los espejos del templo que reflejan la eternidad nos recuerdan que cada ser humano tiene una naturaleza y un destino divinos; que las ordenanzas y los convenios sagrados disponibles en los santos templos hacen posible que las personas regresen a la presencia de Dios y que las familias sean unidas eternamente; y que, al crecer juntos en amor y fidelidad, podemos dar a los hijos raíces y alas".

Gerrit W. Gong, (Conferencia general, octubre 2010)