Prepárense para ser bendecidos por el templo, dicen dos apóstoles a los santos de Box Elder

 

Mientras se preparan para tener un templo en su región, hay algunas actividades que pueden ayudar a los Santos de los Últimos Días a vivir mejor el Evangelio. Algunas de ellas son:

  • Esforzarse por ser dignos de entrar en la casa del Señor.
  • Acudir a las Escrituras para encontrar las respuestas a las preguntas y los desafíos de la vida.
  • Seguir las impresiones del Espíritu Santo.
  • Demostrar respeto y amor en la familia.

El presidente Boyd K. Packer y el élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles, hablaron sobre estos y otros temas cuando se reunieron con los líderes del sacerdocio y los miembros de 13 estacas de la región Box Elder del norte de Utah, donde se está construyendo un templo. El presidente Packer y el élder Scott se reunieron con los obispos y los presidentes de estaca en una conferencia para líderes el sábado 20 de agosto, en el centro de estaca de la Estaca Tremonton West. Luego, el domingo 21 de agosto, en el Tabernáculo de Garland, el élder Scott llevó a cabo una reunión especial para miembros de todas las edades.

El presidente Packer y el élder Scott

El élder Scott y el presidente Packer escuchan preguntas de los líderes del sacerdocio durante la reunión que tuvo lugar en Tremonton.

Busquen las bendiciones del templo

Los apóstoles enseñaron que el templo bendice a los que se preparan para ser dignos de entrar, a los que participan de las ordenanzas y a los que luego honran los convenios que han hecho en la casa del Señor.

Tanto el presidente Packer como el élder Scott mencionaron el Templo de Brigham City, que actualmente se encuentra en construcción. El presidente Packer, que creció en Brigham City, dijo: “Conozco los nombres de muchos de ustedes y podría contarles historias de sus padres y sus abuelos, que han dedicado su vida a predicar el Evangelio y ministrar en la Iglesia”. Dijo: “Me siento inmensamente feliz por estar hoy aquí. Es casi como estar en casa. Pero hay algo mejor. Hace poco vimos a dos hijos de nuestra familia casarse en el templo, y mandamos dos más a la misión”. Dijo que esas son grandes bendiciones en la vida: ir al templo y prestar servicio a otras personas compartiendo el Evangelio con ellos.

El élder Scott dijo que había estado pensando acerca de la devoción y la fe de los primeros pioneros de la región de Box Elder, quienes se sacrificaron para construir el tabernáculo. “Ahora habrá un templo en esta región, donde podrán recibir las ordenanzas salvadoras del Evangelio y sellarse como familias por la eternidad”, dijo.

Templo de Brigham City

Está por llegar a su fin la construcción del Templo de Brigham City.

A los que tuviesen la edad, les aconsejó que fueran dignos de tener la recomendación para el templo y que se pusieran la meta de tenerla cuando llegara la dedicación del templo. “Estar en el templo cuando se dedica es una experiencia única y maravillosa. Deben hacer el esfuerzo… para poder disfrutar las bendiciones [de estar] presentes cuando un profeta del Señor dedique el templo”.

Busquen respuestas en las Escrituras

Todos deben estudiar, aprender y vivir el evangelio de Jesucristo, y las Escrituras ofrecen los medios para hacerlo, dijo el apóstol. El presidente Packer dijo que llega paz a nuestra vida cuando leemos las Escrituras, y que ellas nos brindan las respuestas a las preguntas de la vida.

El élder Scott hablando

El élder Scott les aconseja a los líderes y los miembros que escudriñen las Escrituras para encontrar las respuestas a las preguntas de la vida.

“A menudo”, dijo el élder Scott, “los desafíos con que se enfrentan las personas se resuelven por medio de las Escrituras. Nadie dudaría de cuán importantes son las Escrituras para el élder Packer. Si lo observan mientras enseña, muchas veces las abraza, las sostiene cerca de él mientras habla… Ha memorizado [muchas de] ellas, lo cual es una gran fortaleza”.

Animó a los líderes a “concentrarse en la doctrina y así sus charlas tendrán más trascendencia, serán más productivas y más útiles para aquellos a quienes presten servicio. Esto mismo se aplica al hogar”.

“Amo las Escrituras”, dijo el élder Scott. “Son el fundamento de una vida digna y hecha perfecta. Ofrecen inspiración y guía. El Padre Celestial sabía que seríamos probados en la tierra y que los necesitaríamos a Él y a Su Hijo. Él nos dio el poder y la ayuda de las Escrituras con el fin de ayudarnos”.

Sigan las impresiones del Espíritu Santo

El presidente Packer les dijo a los presidentes de estaca y a los obispos que siguieran el Espíritu; les prometió que el Espíritu Santo los ayudaría a saber qué decir. Dijo que, cuando a José Smith se le pidió que explicara la diferencia que había entre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y otras iglesias, él respondió con cinco palabras: “Nosotros tenemos el Espíritu Santo”. El presidente Packer instó a los líderes a que buscaran inspiración. “Pueden aprender a discernir”, dijo.

Sonriendo, el presidente Packer dijo: “No estamos preocupados por ustedes. Sabemos que, en la extenuante labor, finalmente se darán por vencidos y orarán al respecto”. Les dijo a los líderes que les recordaran a los miembros que no sólo han sido bautizados, sino que también recibieron el don del Espíritu Santo. “Debemos enseñar[les] cómo obra el Espíritu”, dijo, para que cada miembro de la Iglesia “hable en el nombre de Dios el Señor, el Salvador del mundo” (D. y C. 1:20).

Dijo que en nuestras mentes hay una “tecla para suprimir” que debe usarse cuando sienten que están por ser engañados. “Enséñenles a los hombres jóvenes a [usar la] tecla para suprimir”, dijo. “Enséñenles que, a la larga, Satanás mismo no puede vencer el poder que tiene un poseedor del sacerdocio. Y las hermanas tienen el mismo poder. No pueden destruirlas sin que ellas den el permiso”.

Presidente Packer

El presidente Packer escucha atentamente a los líderes del sacerdocio, quienes compartieron experiencias e hicieron preguntas durante la capacitación.

“El miedo es lo contrario a la fe”, dijo el presidente Packer. “No pueden coexistir”. Dijo que a menudo una bendición del sacerdocio ayuda a las personas a tener el valor para enfrentar los desafíos.

“A veces las personas no están haciendo lo que a nosotros nos gustaría que hicieran con su vida”, dijo el presidente Packer, pero debemos encontrar maneras de verlos con actitud [positiva] —él es bueno con los jóvenes, él es un excelente deportista—, maneras de lograr integrarlos en el modelo de actividad que bendecirá su vida y que les permitirá bendecir a otras personas.

Élder Scott

El élder Scott saluda a los líderes del sacerdocio, uno por uno, al comienzo de la capacitación.

Fomenten la armonía en el hogar

El élder Scott animó a los niños de la Primaria a que sonrieran y a que ayudaran a los demás a sonreír. “Tenemos que ser felices”, dijo. Llamó a un adolescente y a un ex misionero que había llegado de la misión recientemente para que compartieran su testimonio y hablaran acerca de la preparación para el templo, la modestia y el estudio de las Escrituras.

Instó a los hombres a que fueran buenos esposos y expresaran agradecimiento a menudo. “Cuando lleguen a su casa, tomen a su esposa entre sus brazos, díganle… cuán importante ella es para ustedes y mencionen algunas cosas que ella hace que enriquecen tanto su vida”, dijo.

“Nuestra esposa tiene una capacidad extraordinaria para sentir el Espíritu y ser guiada”, dijo, y señaló que algunas de las lecciones más importantes que ha aprendido provinieron de su esposa. Por ejemplo, ella le enseñó a mirar a la gente a los ojos durante una conversación. “Me cambió la vida”, dijo.

“¿Qué hacen constantemente para demostrarle agradecimiento a su esposa?”, preguntó. “¿Cómo expresan su agradecimiento por la bendición de estar sellados a una hija del Padre Celestial? Y los que tienen hijos, ¿cómo pueden agradecerle por dar a luz a esos hijos y nutrirlos junto a ustedes? No permitan que [el decirle gracias] sea algo que ocurre sólo una vez en la vida”.

Dijo que las hermanas tienen una capacidad divina para nutrir, fortalecer y ayudar. “Pero necesitan que les hagamos comentarios y les demos sugerencias para que sepan si lo están haciendo bien o no, si están teniendo la influencia correcta o no… Pueden ayudar simplemente mencionando cosas específicas por las que están agradecidos. Sean sinceros al expresar los sentimientos de su corazón. Hablen acerca de los asuntos familiares, hablen sobre las… cosas que les interesan a los dos”.

Dijo que otra manera de mostrar amor a su compañero o compañera eterna es compartir con él o ella “el espíritu, la inspiración y la paz del templo”.

El élder Scott mencionó varias veces algunas ocasiones en que les pidió a los poseedores del sacerdocio que le dieran una bendición a su esposa. “Esos son momentos sumamente dulces”, dijo.

Conferencia para líderes

Un líder del sacerdocio de la región de Box Elder hace una pregunta durante la conferencia para líderes del sacerdocio.

Oren por el profeta

El élder Scott describió al presidente Thomas S. Monson como un hombre grande con un gran corazón que está siempre tendiendo una mano a los demás. “Cuando él no puede hacer algo que desea hacer para bendecir la vida de otra persona, a menudo nos llama a uno de nosotros y dice: ‘¿Le gustaría iluminar su alma con colores brillantes hoy?’. Y se nos da la oportunidad de tenderle una mano a alguien o de solucionar un problema de algún modo, de hacer algo que a él le gustaría hacer… personalmente”. El élder Scott exhorta a los Santos a apoyar al presidente Monson. “Él se beneficiará por sus oraciones si ustedes le piden al Padre Celestial que lo guíe y lo fortalezca”, dijo el élder Scott.

Observen cómo crece la Iglesia

El presidente Packer habló acerca del crecimiento de la Iglesia durante los 50 años que lleva sirviendo como Autoridad General.

“Estamos creciendo muy rápido en todo el mundo a pesar de la oposición y a veces gracias a la oposición”, dijo y señaló que en una época los apóstoles podían visitar a cada presidente de estaca al menos una vez al año. Aunque esos días ya han pasado, dijo, es importante que nos demos cuenta de que lo importante es la fe en el Señor Jesucristo y la obediencia a los mandamientos. Entonces, dijo: “No importa si ven a un miembro de los Doce o no”.

Dijo que ahora la Iglesia tiene centros de fortaleza en caso cada parte del mundo. “En los años que tenemos por delante… muchas personas vendrán a la Iglesia para refugiarse de los males del mundo. Allí donde haya paz, donde haya cariñosa amistad y donde se enseñe a vivir un modelo de vida bien establecido que traiga constante y continua felicidad, veremos cómo se lleva esto a cabo. El estado del mundo se sigue deteriorando y Satanás se deleitará por causa de aquellos que no estén anclados o amarrados a la verdad, [pero] podemos ayudarlos con nuestro ejemplo de rectitud”.

Conferencia para líderes 2

El élder José L. Alonso, de los Setenta, el élder Scott y el élder Steven E. Snow, de la Presidencia de los Setenta, escuchan los comentarios de un líder local.

Compartan su ejemplo

Estas reuniones con el presidente Packer y el élder Scott fueron las primeras reuniones en la región de Box Elder dirigidas por apóstoles desde la visita del élder Marvin J. Ashton en 1985. El sábado, los bancos estaban repletos de líderes y el domingo se reunieron tantos Santos fieles que el estacionamiento ya no tenía más lugar y había autos estacionados en la calle a lo largo de varias cuadras de los alrededores del tabernáculo histórico. La reunión del domingo se transmitió por medio de un circuito cerrado de televisión a otros cinco centros de reuniones.

“Parecía que estuviera hablando con [ellos] personalmente”, dijo el obispo Steven Todd Jensen, del Barrio Tremonton VIII a continuación de la conferencia para líderes del sacerdocio. Mencionó que el presidente Packer y el élder Scott dirigieron la capacitación como si fuera un consejo. “Nos animaban a que hiciéramos preguntas y luego nos pedían a [todos] que ayudáramos a responderlas. Después ellos ofrecían guía y ayuda”.

“El Espíritu que estuvo presente aquí y la instrucción que recibimos fue de un inmenso valor para mí”, dijo el presidente Chris W. Thurgood, de la Estaca Tremonton Utah Oeste, en cuya estaca se llevó a cabo la conferencia. Dijo que, aunque las doctrinas y los principios que se enseñaron no eran nuevos, los apóstoles “enseñan con poder y nos edifican al hacernos ver que hay mucho más que lo que veíamos hasta el momento. Estas Autoridades Generales son amables y se preocupan, y quieren que tengamos éxito”.