El sacrificio es necesario para conocer verdaderamente al Señor

 

Cuando los primeros pioneros fueron echados de sus hogares, ¿cómo perseveraron sin perder su fe? ¿Cómo podemos nosotros desarrollar una fe y fortaleza similares? Desde Nauvoo, Illinois, el élder Neil L. Andersen, del Quórum de los Doce Apóstoles, describe los sacrificios que hicieron los primeros santos, a fin de seguir al Salvador. Citando el mandato del Salvador de tomar nuestra cruz y seguirle (véase Mateo 16:24), comentó que las profundas verdades espirituales no llegan a nosotros sin sacrificio. Si deseamos conocer al Salvador, debemos estar dispuestos a dejar las cosas del mundo y ofrecer al Señor un corazón quebrantado y un espíritu contrito, con fe en que Él nos fortalecerá y que Su obra al fin triunfará. El élder Andersen testifica “con absoluta certeza que [Jesucristo] vive hoy. Él ha resucitado. Gracias a Él, nosotros también volveremos a vivir”.

Testigos especiales de Cristo

Al celebrar la época de la Pascua, los testimonios de los profetas y apóstoles llamados como testigos especiales del Salvador, que siempre son importantes, se vuelven particularmente conmovedores. En esta serie se presentan tales testimonios comenzando con la Primera Presidencia y concluyendo con el Quórum de los Doce Apóstoles. Poderosos de forma individual, cuando se presentan en grupo brindan un testimonio innegable de que el Salvador vive.

Visite “Qué son los profetas” para ver Testigos Especiales de Cristo.