La expiación del Salvador hace posible ser limpio por medio del bautismo

 

¿Por qué es necesario el bautismo para que recibamos la vida eterna? ¿Cómo el comprender la vida del Salvador hace que aumente nuestro agradecimiento por los convenios del bautismo? El élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles, testifica que la expiación del Salvador hace posible que seamos limpios de nuestros pecados por medio del bautismo. “Ése es un requisito indispensable para toda alma que desee recibir la plenitud de las bendiciones que se nos ofrecen”, dice él. “El Maestro mismo fue bautizado para ‘[cumplir] toda justicia’. Él es nuestro ejemplo perfecto en todas las cosas”. El élder Scott da testimonio de la divinidad del Salvador, afirmando que Su sacrificio nos permite hacer convenios redentores que harán posible que regresemos a nuestro Padre Celestial.

Al celebrar la época de la Pascua, los testimonios de los profetas y apóstoles llamados como testigos especiales del Salvador, que siempre son importantes, se vuelven particularmente conmovedores. En esta serie se presentan tales testimonios comenzando con la Primera Presidencia y concluyendo con el Quórum de los Doce Apóstoles. Poderosos de forma individual, cuando se presentan en grupo brindan un testimonio innegable de que el Salvador vive.

Visite “Qué son los profetas” para ver Testigos Especiales de Cristo.