Dallin H. Oaks

Quórum de los Doce Apóstoles

Élder Dallin H. Oaks

El élder Oaks ya es ampliamente conocido por hablar con franqueza sobre temas controversiales.

Dallin Oaks y su familia

El élder Oaks (arriba a la izquierda), su madre y dos hermanos después de la muerte de su padre. El élder Oaks recordó que fue bendecido con “una madre extraordinaria”.

El élder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce Apóstoles tiene un lema: “Trabaja primero y juega después”. Sin embargo, su familia tiene la tentación de cambiar el lema a: “Trabaja primero y nunca juegues”. El élder Oaks se lo toma con buen ánimo. Dice que lo que significa es que él rara vez hace algo sólo para divertirse, sino más bien “yo me divierto con [cualquier cosa] que hago”.

Continuamente dedicado al trabajo

El élder Oaks nació en Provo, Utah, el 12 de agosto de 1932. Cuando tenía ocho años, su padre, el Dr. Lloyd Oaks, falleció de tuberculosis. Dejó a su joven viuda, Stella Oaks, con tres hijos: Dallin, el mayor; Merrill y Evelyn. Dallin creció trabajando para ayudar a su madre viuda.

“Fui bendecido con una madre extraordinaria”, recuerda el élder Oaks. “Sin duda alguna, fue una de las muchas mujeres nobles que han vivido en los últimos días”. Antes de su muerte en 1980, se conocía a Stella Oaks como una fuerza para el bien en Provo, tanto en la Iglesia como en el servicio a la comunidad.

“Ella me dio una gran cantidad de responsabilidad y libertad. Me animó para que tuviera un empleo”, explica el élder Oaks. Desde que tuvo su primer trabajo remunerado, a la edad de “once o doce años”, siempre tuvo un empleo.

Deseoso de aprender

Su primer trabajo fue barrer un taller de reparaciones de radios. Tuvo que aprender a probar los tubos de cristal que eran componentes de las radios y que encontraba en el suelo, para asegurarse si todavía se podían utilizar. Eso le llevó a tener interés por la radio. Se esforzó a estudiar con su intensidad característica. Antes de cumplir 16 años, obtuvo una licencia especial para comunicarse por radiotelefonía, la cual le permitía operar el transmisor de una emisora de radio comercial, y de esta manera encontró trabajo en la radio. A los directores de la emisora les gustó contratar a “un hombre completo”, un ingeniero de radio que también pudiera ser locutor, “pero a mí no me había cambiado todavía la voz”, recuerda, riéndose. Sin embargo, poco tiempo después, ese cambio se llevó a cabo por sí solo y empezó a trabajar regularmente como locutor.

Fue durante esa época en la que anunciaba los partidos de baloncesto de secundaria, en su segundo año de universidad, que conoció a quien sería su primera esposa, June Dixon. Se casaron el 24 de junio de 1952 y tuvieron seis hijos.

Día de la boda de Dallin y June Oaks

El élder Oaks y su esposa, June Dixon, comparten un trozo de pastel durante su boda. La hermana June Oaks falleció en 1998.

La familia Oaks

El élder Oaks y su familia posan para un fotografía familiar.

Educación y experiencia

El élder Oaks se graduó con una licenciatura en contabilidad de la Universidad Brigham Young de Provo, Utah. Después asistió a la Universidad de Derecho de Chicago.

El arduo trabajo y la dedicación a los estudios de Dallin Oaks le dieron la oportunidad, después de graduarse, de trabajar como ayudante del presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos. Un año después, al finalizar su pasantía, regresó a Chicago para comenzar a ejercer como abogado por su cuenta.

En 1961, llegó la oportunidad de formar parte de la facultad de derecho de la Universidad de Chicago. Aceptó el cargo por la remuneración y el desafío personal que ofrecía.

En 1963, fue llamado como segundo consejero de la presidencia de la Estaca Chicago Sur. Sirvió junto al presidente Lysle R. Cahoon y John Sonnenberg, primer consejero. Los tres sirvieron más tarde como representantes regionales.

Durante esos años, el presidente Oaks tuvo que distribuir su tiempo en muchas asignaciones. Una de ellas fue como presidente del Comité disciplinario de la Universidad de Chicago y se le dio la responsabilidad de resolver cargos contra los estudiantes involucrados en la protesta de 17 días en el edificio de la administración de la universidad, durante el mes de febrero de 1969. Su imparcialidad y diplomacia al tratar la acción disciplinaria, ganó la admiración de los estudiantes, el profesorado y la comunidad.

Para 1970, contaba con una muy buena reputación en su profesión, habiendo trabajado como ayudante del abogado del estado en el Condado Cook, Illinois, durante el verano de 1964; como ayudante del decano y como decano en funciones de la Escuela de derecho de la Universidad de Chicago; y, como catedrático visitante de la Escuela de derecho de la Universidad de Michigan durante el verano de 1968. Recibió honores por su servicio como consejero en derecho en el Comité de la Carta de Derechos para la Convención constitucional de Illinois en 1970. Durante un período entre 1970 y 1971, trabajó como director ejecutivo de la Fundación Americana de Abogados.

En 1970, se pidió al élder Oaks que fuera presidente de BYU. Dejó su puesto allí para trabajar en la Corte Suprema de Utah

Cuando el hermano Sonnenberg fue llamado como presidente de la Estaca Chicago Sur en 1970, escogió a Dallin Oaks como su primer consejero. Sin embargo, un año más tarde, se le pidió a Dallin Oaks que fuera presidente de BYU. Trabajó allí hasta que se le pidió que trabajara en la Corte Suprema de Utah. Él prefirió este puesto a cualquier otro trabajo en el gobierno. “No puedo pensar en nada que me guste más, dentro del trabajo público, que ser juez”, dijo.

El élder Oaks pensaba trabajar en este puesto por 20 años, retirarse y servir una misión. Pero sus planes cambiaron cuando se le llamó en 1984 al Quórum de los Doce Apóstoles. Renunció a la Corte Suprema de Utah y se dedicó plenamente a sus deberes como Apóstol.

“De entrada, es un llamamiento para dedicar el resto de tu vida, en jornada completa, estar a Su servicio y dedicar tu vida a testificar de Su plan, Su autoridad, su Expiación, su Resurrección y a participar, según la asignación, al liderazgo de la Iglesia”, explica el élder Oaks.

Dallin y Kristen Oaks

El élder Oaks y su esposa, Kristen McMain Oaks, se casaron en el año 2000.

La fe y la confianza trajeron el consuelo

En junio de 1998, June Oaks murió de cáncer. La fe y la confianza en el Salvador ayudó al élder Oaks a pasar por esta experiencia.

“No sabía por qué recibí un ‘no’ como respuesta a mis oraciones en favor de la recuperación de mi esposa de tantos años, pero el Señor me dio testimonio de que ésta era Su voluntad y me concedió la fuerza para aceptarla”, dijo.

El 25 de agosto de 2000, el élder Oaks se casó con Kristen Meredith McMain en el Templo de Salt Lake. Desde 2002 a 2004 sirvió como Presidente de Área en Filipinas.

Al élder Oaks se le ha llegado a conocer por su iniciativa de hablar con franqueza sobre temas controversiales, hablando en defensa de la libertad religiosa y de la familia tradicional, diciéndoles a los estudiantes universitarios solteros que dejen de salir con amigos y que empiecen a salir en parejas, tratando las amenazas dirigidas en contra de la libertad religiosa y condenando el mal que proviene de la pornografía.

Su mayor deseo, como él simplemente dice, es conocer aquello que Dios quiere de él y hacerlo.

El Quórum de los Doce Apóstoles (abajo).

el Quórum de los Doce Apóstoles

Lea la biografía oficial