CAPÍTULO 21

La vara del tronco de Isaí (Cristo) juzgará con justicia—En el Milenio, el conocimiento de Dios cubrirá la tierra—El Señor levantará pendón a las naciones y recogerá a Israel—Compárese con Isaías 11. Aproximadamente 559—545 a.C.

  Y saldrá una avara del btronco de cIsaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

  Y sobre él reposará el aEspíritu del Señor; el espíritu de sabiduría y de entendimiento, el espíritu de consejo y de poder, el espíritu de conocimiento y de temor del Señor;

  y le dará penetrante entendimiento en el temor del Señor; y no ajuzgará según la vista de sus ojos, ni reprenderá por lo que oigan sus oídos;

  sino que con ajusticia juzgará a los pobres, y breprenderá con equidad por los cmansos de la tierra; y con la vara de su boca herirá la tierra, y con el aliento de sus labios matará al impío.

  Y la justicia será el ceñidor de sus lomos, y la fidelidad el cinturón de sus ariñones.

  Y morará también el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro, el leoncillo y el cebón andarán juntos, y un niño los pastoreará.

  Y la vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león comerá paja como el buey.

  Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del aáspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.

  No adañarán, ni destruirán en todo mi santo monte; porque la tierra estará llena del bconocimiento del Señor, como las aguas cubren el mar.

 10  Y en aaquel día habrá una braíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón cal pueblo; los dgentiles la buscarán, y su descanso será glorioso.

 11  Y acontecerá en aquel día, que el Señor volverá a extender su mano, por asegunda vez, para recobrar los restos de su pueblo que quedaren, de Asiria, y de Egipto, y de Patros, y de Cus, y de Elam, y de Sinar, y de Hamat, y de las islas del mar.

 12  Y levantará apendón a las naciones, y congregará a los bdesterrados de Israel, y creunirá a los dispersos de Judá de los cuatro cabos de la tierra.

 13  La aenvidia de Efraín también se disipará, y los enemigos de Judá serán talados; Efraín no benvidiará a cJudá, ni Judá hostigará a Efraín;

 14  sino que avolarán sobre los hombros de los filisteos hacia el occidente; saquearán juntos a los de oriente; sobre Edom y Moab pondrán su mano, y los hijos de Ammón los obedecerán.

 15  Y el Señor destruirá del todo la alengua del mar de Egipto; y con su viento impetuoso extenderá su mano sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos y hará que los hombres pasen por él a pie enjuto.

 16  Y habrá acamino real, desde Asiria, para el resto de su pueblo que hubiere quedado, como lo hubo para Israel el día en que subió de la tierra de Egipto.