TERCER NEFI
EL LIBRO DE NEFI HIJO DE NEFI, QUE ERA HIJO DE HELAMÁN

Capítulos 

CAPÍTULO 1
Nefi, hijo de Helamán, parte de la tierra, y su hijo Nefi conserva los anales—Aunque abundan las señales y las maravillas, los inicuos hacen planes para matar a los justos—Llega la noche del nacimiento de Cristo—Se da la señal y aparece una nueva estrella—Aumentan las mentiras y los engaños, y los ladrones de Gadiantón asesinan a muchos. Aproximadamente 1—4 d.C.
CAPÍTULO 2
La iniquidad y las abominaciones aumentan entre el pueblo—Los nefitas y los lamanitas se unen para defenderse de los ladrones de Gadiantón—Los lamanitas convertidos se vuelven blancos y son llamados nefitas. Aproximadamente 5—16 d.C.
CAPÍTULO 3
Giddiani, el jefe de la banda de Gadiantón, exige que Laconeo y los nefitas se rindan y que entreguen sus tierras—Laconeo nombra a Gidgiddoni para que sea el capitán principal de los ejércitos—Los nefitas se congregan en Zarahemla y en la tierra de Abundancia para defenderse. Aproximadamente 16—18 d.C.
CAPÍTULO 4
Los ejércitos nefitas derrotan a los ladrones de Gadiantón—Matan a Giddiani y cuelgan a Zemnaríah, su sucesor—Los nefitas alaban al Señor por sus triunfos. Aproximadamente 19—22 d.C.
CAPÍTULO 5
Los nefitas se arrepienten y abandonan sus pecados—Mormón escribe la historia de su pueblo y le declara la palabra sempiterna—Israel será recogido de su larga dispersión. Aproximadamente 22—26 d.C.
CAPÍTULO 6
Los nefitas prosperan—Surgen el orgullo, las riquezas y la distinción de clases—La Iglesia se deshace por motivo de las disensiones—Satanás lleva al pueblo a rebelarse abiertamente—Muchos profetas proclaman el arrepentimiento y son muertos—Sus asesinos conspiran para apoderarse del gobierno. Aproximadamente 26—30 d.C.
CAPÍTULO 7
Asesinan al juez superior, destruyen el gobierno, y el pueblo se divide en tribus—Jacob, un anticristo, llega a ser rey de una confederación de tribus—Nefi predica el arrepentimiento y la fe en Cristo—Ángeles le ministran diariamente y él levanta a su hermano de los muertos—Muchos se arrepienten y son bautizados. Aproximadamente 30—33 d.C.
CAPÍTULO 8
Tempestades, terremotos, incendios, torbellinos y convulsiones naturales testifican de la crucifixión de Cristo—Muchas personas son destruidas—Las tinieblas cubren la tierra durante tres días—Los sobrevivientes lamentan su destino. Aproximadamente 33—34 d.C.
CAPÍTULO 9
En medio de las tinieblas, la voz de Cristo proclama la destrucción de muchas personas y ciudades por motivo de sus iniquidades—Cristo también proclama su propia divinidad, anuncia que la ley de Moisés se ha cumplido e invita a los hombres a venir a Él y ser salvos. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 10
Reina el silencio en la tierra durante muchas horas—La voz de Cristo promete juntar a los de su pueblo así como la gallina junta a sus polluelos—La parte más justa del pueblo es preservada. Aproximadamente 34—35 d.C.
Jesucristo se manifestó a los del pueblo de Nefi, mientras se hallaba reunida la multitud en la tierra de Abundancia, y les ministró; y de esta manera se les manifestó.
Comprende los capítulos 11 al 26 inclusive.
CAPÍTULO 11
El Padre da testimonio de su Hijo Amado—Cristo aparece y proclama su expiación—Los del pueblo palpan las marcas de las heridas en sus manos, en sus pies y en su costado—La multitud exclama ¡Hosanna!—Él establece el método y la manera del bautismo—El espíritu de contención es del diablo—La doctrina de Cristo es que los hombres deben creer, ser bautizados y recibir el Espíritu Santo. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 12
Jesús llama a los Doce y los comisiona—Pronuncia ante los nefitas un discurso semejante al Sermón del Monte—Expone las Bienaventuranzas—Sus enseñanzas superan la ley de Moisés y tienen precedencia sobre ella—Manda a los hombres que sean perfectos, así como Él y su Padre son perfectos—Compárese con Mateo 5. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 13
Jesús enseña a los nefitas la manera de orar—Deben acumular tesoros en los cielos—Manda a los Doce que en su ministerio no se afanen por las cosas temporales—Compárese con Mateo 6. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 14
Jesús manda: No juzguéis; pedid a Dios; guardaos de los falsos profetas—Él promete la salvación a aquellos que hagan la voluntad del Padre—Compárese con Mateo 7. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 15
Jesús anuncia que la ley de Moisés se ha cumplido en Él—Los nefitas son las otras ovejas a quienes se refirió en Jerusalén—Por causa de la iniquidad, el pueblo del Señor en Jerusalén no sabe acerca de las ovejas esparcidas de Israel. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 16
Jesús visitará a otras ovejas perdidas de Israel—En los últimos días, el evangelio irá a los gentiles y después a la casa de Israel—Los del pueblo del Señor verán ojo a ojo cuando Él haga volver a Sión. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 17
Jesús exhorta a los del pueblo a meditar en sus palabras y a pedir entendimiento en sus oraciones—Sana a los enfermos—Ora por el pueblo con palabras que no se pueden escribir—Los ángeles ministran a los pequeñitos y éstos son rodeados de fuego. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 18
Jesús instituye la Santa Cena entre los nefitas—Les manda orar siempre en su nombre—Los que comen su carne y beben su sangre indignamente son condenados—Da a los discípulos el poder para conferir el Espíritu Santo. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 19
Los doce discípulos ministran al pueblo y oran para recibir el Espíritu Santo—Los discípulos son bautizados y reciben el Espíritu Santo y la ministración de ángeles—Jesús ora, con palabras que no se pueden escribir—Él da testimonio de la fe extremadamente grande de esos nefitas. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 20
Jesús proporciona milagrosamente pan y vino, y de nuevo administra el sacramento a los del pueblo—El resto de Jacob será llevado al conocimiento del Señor su Dios y heredará las Américas—Jesús es el profeta semejante a Moisés, y los nefitas son hijos de los profetas—Otros de los del pueblo del Señor serán recogidos en Jerusalén. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 21
Israel será recogido cuando salga a luz el Libro de Mormón—Los gentiles serán establecidos como pueblo libre en América—Si creen y obedecen, se salvarán; de lo contrario, serán talados y destruidos—Israel edificará la Nueva Jerusalén y las tribus perdidas volverán. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 22
En los últimos días, Sión y sus estacas serán establecidas, e Israel será recogido con misericordia y compasión—Ellos triunfarán—Compárese con Isaías 54. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 23
Jesús aprueba las palabras de Isaías—Manda al pueblo que escudriñe los profetas—Se agregan a los anales de ellos las palabras de Samuel el Lamanita concernientes a la Resurrección. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 24
El mensajero del Señor preparará el camino para la Segunda Venida—Cristo se sentará para juzgar—Se manda a Israel que pague los diezmos y las ofrendas—Se escribe un libro de memorias—Compárese con Malaquías 3. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 25
En la Segunda Venida, los soberbios y los inicuos serán quemados como rastrojo—Elías el profeta volverá antes de ese día grande y terrible—Compárese con Malaquías 4. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 26
Jesús explica todas las cosas desde el principio hasta el fin—Los niños, aun los más pequeñitos, hablan cosas maravillosas que no se pueden escribir—Los de la Iglesia de Cristo tienen todas las cosas en común. Aproximadamente 34 d.C.
CAPÍTULO 27
Jesús les manda que den el nombre de Él a la Iglesia—Su misión y su sacrificio expiatorio constituyen su evangelio—Se manda a los hombres que se arrepientan y sean bautizados para que sean santificados por el Espíritu Santo—Ellos han de ser aun como Jesús. Aproximadamente 34—35 d.C.
CAPÍTULO 28
Nueve de los Doce desean, y se les promete una herencia en el reino de Cristo cuando mueran—Los Tres Nefitas desean, y se les concede, poder sobre la muerte para permanecer en la tierra hasta que Jesús venga de nuevo—Son trasladados y ven cosas que no es lícito declarar, y ahora se encuentran ministrando entre los hombres. Aproximadamente 34—35 d.C.
CAPÍTULO 29
La aparición del Libro de Mormón es una señal de que el Señor ha empezado a recoger a Israel y a cumplir sus convenios—Los que rechacen sus revelaciones y dones de los postreros días serán maldecidos. Aproximadamente 34—35 d.C.
CAPÍTULO 30
Se manda a los gentiles de los últimos días arrepentirse, venir a Cristo y ser contados entre los de la casa de Israel. Aproximadamente 34—35 d.C.