Capítulos 

CAPÍTULO 1
Nehor enseña doctrinas falsas, establece una iglesia, introduce la superchería sacerdotal y mata a Gedeón—Nehor es ejecutado por motivo de sus crímenes—Se difunden entre el pueblo la superchería sacerdotal y las persecuciones—Los sacerdotes se sostienen con su propio trabajo, el pueblo cuida de los pobres y la Iglesia prospera. Aproximadamente 91—88 a.C.
CAPÍTULO 2
Amlici intenta hacerse rey y lo rechaza la voz del pueblo—Sus partidarios lo hacen rey—Los amlicitas combaten contra los nefitas y son derrotados—Los lamanitas y los amlicitas unen sus fuerzas y son vencidos—Alma mata a Amlici. Aproximadamente 87 a.C.
CAPÍTULO 3
Los amlicitas se habían hecho una marca, de acuerdo con las profecías—Los lamanitas habían sido maldecidos por su rebelión—Los hombres traen sobre sí su propia maldición—Los nefitas derrotan a otro ejército lamanita. Aproximadamente 87—86 a.C.
CAPÍTULO 4
Alma bautiza a miles de conversos—Surge la iniquidad en la Iglesia y el progreso de ésta disminuye—Nefíah es nombrado juez superior—Alma, en calidad de sumo sacerdote, se dedica al ministerio. Aproximadamente 86—83 a.C.
Las palabras que Alma, el Sumo Sacerdote según el santo orden de Dios, proclamó al pueblo en sus ciudades y aldeas por todo el país.
Comprende el capítulo 5.
CAPÍTULO 5
Para lograr la salvación, los hombres deben arrepentirse y guardar los mandamientos, nacer de nuevo, purificar sus vestidos mediante la sangre de Cristo, ser humildes, despojarse del orgullo y de la envidia, y hacer las obras de rectitud—El Buen Pastor llama a su pueblo—Los que hacen obras malas son hijos del diablo—Alma testifica de la veracidad de su doctrina y manda a los hombres que se arrepientan—Los nombres de los justos serán escritos en el libro de la vida. Aproximadamente 83 a.C.
CAPÍTULO 6
La Iglesia en Zarahemla se purifica y se pone en orden—Alma va a Gedeón a predicar. Aproximadamente 83 a.C.
Las palabras de Alma que, según sus propios anales, dirigió al pueblo de Gedeón.
Comprende el capítulo 7.
CAPÍTULO 7
Cristo nacerá de María—Él soltará las ligaduras de la muerte y tomará sobre sí los pecados de su pueblo—Aquellos que se arrepientan, se bauticen y guarden los mandamientos tendrán la vida eterna—La inmundicia no puede heredar el reino de Dios—Se requieren la humildad, la fe, la esperanza y la caridad. Aproximadamente 83 a.C.
CAPÍTULO 8
Alma predica y bautiza en Melek—Es rechazado en Ammoníah y parte de allí—Un ángel le manda que vuelva y proclame el arrepentimiento al pueblo—Amulek lo recibe y los dos predican en Ammoníah. Aproximadamente 82 a.C.
Las palabras de Alma y también las palabras de Amulek, que se declararon al pueblo que se hallaba en la tierra de Ammoníah. Además, son encarcelados y librados por el milagroso poder de Dios que estaba en ellos, según los anales de Alma.
Comprende los capítulos 9 al 14 inclusive.
CAPÍTULO 9
Alma manda al pueblo de Ammoníah que se arrepienta—El Señor será misericordioso para con los lamanitas en los últimos días—Si los nefitas abandonan la luz, serán destruidos por los lamanitas—El Hijo de Dios viene pronto—Él redimirá a aquellos que se arrepientan, se bauticen y tengan fe en su nombre. Aproximadamente 82 a.C.
CAPÍTULO 10
Lehi era descendiente de Manasés—Amulek relata el mandato del ángel de que atendiera a Alma—Las oraciones de los justos hacen que el pueblo sea preservado—Los abogados y los jueces inicuos establecen el fundamento de la destrucción del pueblo. Aproximadamente 82 a.C.
CAPÍTULO 11
Se describe el sistema monetario de los nefitas—Amulek disputa con Zeezrom—Cristo no salvará a las personas en sus pecados—Solamente los que hereden el reino de los cielos serán salvos—Todos los hombres se levantarán en inmortalidad—No hay muerte después de la Resurrección. Aproximadamente 82 a.C.
CAPÍTULO 12
Alma disputa con Zeezrom—Los misterios de Dios se dan a conocer únicamente a los fieles—Los hombres son juzgados por sus pensamientos, creencias, palabras y obras—Los inicuos padecerán la muerte espiritual—Esta vida terrenal es un estado de probación—El plan de redención lleva a efecto la Resurrección y, por medio de la fe, la remisión de los pecados—Los que se arrepienten tienen derecho a reclamar la misericordia por medio del Hijo Unigénito. Aproximadamente 82 a.C.
CAPÍTULO 13
Los hombres son llamados a ser sumos sacerdotes por causa de su gran fe y buenas obras—Deben enseñar los mandamientos—Mediante la rectitud son santificados y entran en el reposo del Señor—Melquisedec fue uno de éstos—Ángeles declaran alegres nuevas por todas partes—Revelarán la realidad de la venida de Cristo. Aproximadamente 82 a.C.
CAPÍTULO 14
Alma y Amulek son encarcelados y golpeados—Los creyentes y sus Santas Escrituras son echados al fuego—El Señor recibe a estos mártires en gloria—Los muros de la cárcel se parten y caen—Alma y Amulek son liberados, y sus perseguidores son muertos. Aproximadamente 82—81 a.C.
CAPÍTULO 15
Alma y Amulek van a Sidom y establecen una iglesia—Alma sana a Zeezrom, el cual se une a la Iglesia—Muchos son bautizados, y la Iglesia prospera—Alma y Amulek parten para Zarahemla. Aproximadamente 81 a.C.
CAPÍTULO 16
Los lamanitas destruyen a la gente de Ammoníah—Zoram dirige a los nefitas al triunfo sobre los lamanitas—Alma, Amulek y muchos otros predican la palabra—Enseñan que, después de su resurrección, Cristo se aparecerá a los nefitas. Aproximadamente 81—77 a.C.
Una relación de los hijos de Mosíah, que renunciaron a sus derechos al reino por la palabra de Dios y subieron a la tierra de Nefi para predicar a los lamanitas; sus padecimientos y liberación, según los anales de Alma.
Comprende los capítulos 17 al 27 inclusive.
CAPÍTULO 17
Los hijos de Mosíah tienen el espíritu de profecía y de revelación—Cada cual va por su propio camino para declarar la palabra a los lamanitas—Ammón va a la tierra de Ismael y se hace siervo del rey Lamoni—Ammón salva los rebaños del rey y mata a los enemigos de éste junto a las aguas de Sebús. Versículos 1—3, aprox. 77 a.C.; versículo 4, aprox. 91—77 a.C.; y versículos 5—39, aprox. 91 a.C.
CAPÍTULO 18
El rey Lamoni supone que Ammón es el Gran Espíritu—Ammón enseña al rey acerca de la Creación, de los tratos de Dios con los hombres y de la redención que viene por medio de Cristo—Lamoni cree y cae a tierra como si estuviera muerto. Aproximadamente 90 a.C.
CAPÍTULO 19
Lamoni recibe la luz de la vida eterna y ve al Redentor—Los de su casa caen a tierra dominados por el Espíritu y muchos de ellos ven ángeles—Ammón es preservado milagrosamente—Bautiza a muchos y establece una iglesia entre ellos. Aproximadamente 90 a.C.
CAPÍTULO 20
El Señor envía a Ammón a Middoni para que libre a sus hermanos encarcelados—Ammón y Lamoni se encuentran con el padre de Lamoni, que es rey de toda esa tierra—Ammón obliga al anciano rey a aprobar la liberación de sus hermanos. Aproximadamente 90 a.C.
Una relación de la predicación de Aarón y Muloki y sus compañeros entre los lamanitas.
Comprende los capítulos 21 al 26 inclusive.
CAPÍTULO 21
Aarón enseña a los amalekitas acerca de Cristo y su expiación—Aarón y sus hermanos son encarcelados en Middoni—Después de ser librados, enseñan en las sinagogas y logran convertir a muchas personas—Lamoni concede la libertad religiosa al pueblo en la tierra de Ismael. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 22
Aarón enseña al padre de Lamoni acerca de la Creación, la caída de Adán y el plan de redención por medio de Cristo—El rey y todos los de su casa se convierten—Se explica la forma en que se dividía la tierra entre los nefitas y los lamanitas. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 23
Se proclama la libertad religiosa—Se convierten los lamanitas de siete tierras y ciudades—Se ponen el nombre de anti-nefi-lehitas y son librados de la maldición—Los amalekitas y los amulonitas rechazan la verdad. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 24
Los lamanitas atacan al pueblo de Dios—Los anti-nefi-lehitas se regocijan en Cristo y son visitados por ángeles—Prefieren padecer la muerte antes que defenderse—Se convierten más lamanitas. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 25
Se extienden las agresiones lamanitas—Los descendientes de los sacerdotes de Noé perecen, tal como lo profetizó Abinadí—Se convierten muchos lamanitas y se unen al pueblo de Anti-Nefi-Lehi—Creen en Cristo y observan la ley de Moisés. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 26
Ammón se gloría en el Señor—El Señor fortalece a los fieles y les da conocimiento—Por medio de la fe, los hombres pueden llevar a miles de almas al arrepentimiento—Dios tiene todo poder y comprende todas las cosas. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 27
El Señor manda a Ammón que conduzca al pueblo de Anti-Nefi-Lehi a un lugar donde esté seguro—Al encontrarse con Alma, el gozo de Ammón es tan grande que se le agotan las fuerzas—Los nefitas ceden a sus hermanos del pueblo de Anti-Nefi-Lehi la tierra de Jersón—Se les llama el pueblo de Ammón. Aproximadamente 90—77 a.C.
CAPÍTULO 28
Los lamanitas son derrotados en una batalla tremenda—Decenas de millares mueren—Los malos son condenados a un estado de angustia interminable; los justos logran una felicidad perpetua. Aproximadamente 77—76 a.C.
CAPÍTULO 29
Alma desea proclamar el arrepentimiento con celo angélico—El Señor concede maestros a todas las naciones—Alma se regocija en la obra del Señor y en el éxito de Ammón y sus hermanos. Aproximadamente 76 a.C.
CAPÍTULO 30
Korihor, el anticristo, se burla de Cristo, de la Expiación y del espíritu de profecía—Enseña que no hay Dios, ni caída del hombre, ni castigo por el pecado, ni Cristo—Alma testifica que Cristo vendrá y que todas las cosas indican que hay un Dios—Korihor exige una señal y queda mudo—El diablo se le había aparecido a Korihor en forma de ángel y le había enseñado lo que debía decir—Atropellan a Korihor y lo pisotean hasta que muere. Aproximadamente 76—74 a.C.
CAPÍTULO 31
Alma encabeza una misión para traer de nuevo al redil a los zoramitas apóstatas—Los zoramitas niegan a Cristo, creen en un concepto falso de elección y adoran con oraciones fijas—Los misioneros se ven llenos del Espíritu Santo—Sus aflicciones son consumidas en el gozo de Cristo. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 32
Alma enseña a los pobres, cuyas aflicciones los habían humillado—La fe es una esperanza en aquello que no se ve y que es verdadero—Alma testifica que ángeles ministran a hombres, a mujeres y a niños—Alma compara la palabra a una semilla—Ésta se debe plantar y nutrir—Entonces crece hasta llegar a ser un árbol del cual se recoge el fruto de la vida eterna. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 33
Zenós enseñó que los hombres deben orar y adorar en todo lugar, y que los juicios se apartan a causa del Hijo—Zenoc enseñó que la misericordia se concede a causa del Hijo—Moisés levantó en el desierto un símbolo del Hijo de Dios. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 34
Amulek testifica que la palabra está en Cristo para la salvación—Si no se efectúa una expiación, todo el género humano deberá perecer—Toda la ley de Moisés señala hacia el sacrificio del Hijo de Dios—El plan eterno de la redención se basa en la fe y en el arrepentimiento—Orad por bendiciones materiales y espirituales—Esta vida es cuando el hombre debe prepararse para comparecer ante Dios—Labrad vuestra salvación con temor ante Dios. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 35
La predicación de la palabra destruye las artimañas de los zoramitas—Expulsan a los convertidos, los cuales se unen al pueblo de Ammón en Jersón—Alma se aflige por la iniquidad de su pueblo. Aproximadamente 74 a.C.
Los mandamientos de Alma a su hijo Helamán.
Comprende los capítulos 36 y 37.
CAPÍTULO 36
Alma testifica a Helamán acerca de su conversión tras haber visto a un ángel—Padeció las penas de un alma condenada, invocó el nombre de Jesús y entonces nació de Dios—Un dulce gozo llenó su alma—Vio concursos de ángeles que alababan a Dios—Muchos conversos han probado y visto como él ha probado y visto. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 37
Las planchas de bronce y otras Escrituras se conservan para conducir a las almas a la salvación—Los jareditas fueron destruidos por motivo de su iniquidad—Los juramentos y los convenios secretos de ellos deben esconderse del pueblo—Consulta al Señor en todos tus hechos—Así como la Liahona guió a los nefitas, de igual manera la palabra de Cristo guía a los hombres a la vida eterna. Aproximadamente 74 a.C.
Los mandamientos de Alma a su hijo Shiblón.
Comprende el capítulo 38.
CAPÍTULO 38
Shiblón fue perseguido por causa de la rectitud—La salvación está en Cristo, el cual es la vida y la luz del mundo—Refrena todas tus pasiones. Aproximadamente 74 a.C.
Los mandamientos de Alma a su hijo Coriantón.
Comprende los capítulos 39 al 42 inclusive.
CAPÍTULO 39
El pecado sexual es una abominación—Los pecados de Coriantón impidieron que los zoramitas recibieran la palabra—La redención de Cristo es retroactiva para la salvación de los fieles que la antecedieron. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 40
Cristo lleva a cabo la resurrección de todos los hombres—Los muertos que han sido justos van al paraíso y los malvados a las tinieblas de afuera para esperar el tiempo de su resurrección—Todo será restablecido a su propia y perfecta forma en la Resurrección. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 41
En la Resurrección, los hombres resucitan a un estado de felicidad sin fin o a una miseria interminable—La maldad nunca fue felicidad—Los hombres que se hallan en un estado carnal se encuentran sin Dios en el mundo—En la restauración, toda persona recibe de nuevo las características y los atributos que haya logrado en el estado terrenal. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 42
El estado terrenal es un tiempo de probación que permite al hombre arrepentirse y servir a Dios—La Caída trajo la muerte temporal y espiritual sobre todo el género humano—La redención se realiza por medio del arrepentimiento—Dios mismo expía los pecados del mundo—La misericordia es para aquellos que se arrepienten—Todos los demás quedan sujetos a la justicia de Dios—La misericordia viene a causa de la Expiación—Sólo se salvan los que verdaderamente se arrepienten. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 43
Alma y sus hijos predican la palabra—Los zoramitas y otros disidentes nefitas se hacen lamanitas—Los lamanitas emprenden la guerra contra los nefitas—Moroni arma a los nefitas con armadura protectora—El Señor revela a Alma la estrategia de los lamanitas—Los nefitas defienden sus hogares, su libertad, sus familias y su religión—Los ejércitos de Moroni y de Lehi rodean a los lamanitas. Aproximadamente 74 a.C.
CAPÍTULO 44
Moroni manda a los lamanitas hacer un convenio de paz o resignarse a ser destruidos—Zerahemna rechaza la oferta y la batalla se reanuda—Los ejércitos de Moroni derrotan a los lamanitas. Aproximadamente 74—73 a.C.
La historia del pueblo de Nefi y sus guerras y disensiones en los días de Helamán, según los anales que Helamán escribió en sus días.
Comprende los capítulos 45 al 62 inclusive.
CAPÍTULO 45
Helamán cree las palabras de Alma—Alma profetiza la destrucción de los nefitas—Bendice y maldice la tierra—Puede ser que Alma haya sido arrebatado por el Espíritu, como lo fue Moisés—Aumenta la disensión en la Iglesia. Aproximadamente 73 a.C.
CAPÍTULO 46
Amalickíah conspira para hacerse rey—Moroni levanta el estandarte de la libertad—Anima al pueblo a defender su religión—Los creyentes verdaderos son llamados cristianos—Se preservará un resto de la posteridad de José—Amalickíah y los disidentes huyen a la tierra de Nefi—Los que no sostienen la causa de la libertad son ejecutados. Aproximadamente 73—72 a.C.
CAPÍTULO 47
Amalickíah se vale de la traición, el asesinato y la intriga para hacerse rey de los lamanitas—Los disidentes nefitas son más inicuos y feroces que los lamanitas. Aproximadamente 72 a.C.
CAPÍTULO 48
Amalickíah incita a los lamanitas contra los nefitas—Moroni prepara a su pueblo para defender la causa de los cristianos—Moroni se regocija en la libertad e independencia, y es un poderoso hombre de Dios. Aproximadamente 72 a.C.
CAPÍTULO 49
Los invasores lamanitas no pueden tomar las ciudades fortificadas de Ammoníah y Noé—Amalickíah maldice a Dios y jura beber la sangre de Moroni—Helamán y sus hermanos continúan fortaleciendo a la Iglesia. Aproximadamente 72 a.C.
CAPÍTULO 50
Moroni fortifica las tierras de los nefitas—Construyen muchas ciudades nuevas—Los nefitas padecieron guerras y destrucciones en los días de sus iniquidades y abominaciones—Teáncum derrota a Moriantón y a sus disidentes—Muere Nefíah y su hijo Pahorán ocupa el asiento judicial. Aproximadamente 72—67 a.C.
CAPÍTULO 51
Los realistas procuran modificar la ley y establecer un rey—Pahorán y los hombres libres reciben el apoyo de la voz del pueblo—Moroni obliga a los realistas a defender su país o padecer la muerte—Amalickíah y los lamanitas se apoderan de muchas ciudades fortificadas—Teáncum rechaza la invasión lamanita y mata a Amalickíah en su tienda. Aproximadamente 67—66 a.C.
CAPÍTULO 52
Ammorón sucede a Amalickíah como rey de los lamanitas—Moroni, Teáncum y Lehi dirigen a los nefitas en una guerra victoriosa contra los lamanitas—Se vuelve a tomar la ciudad de Mulek, y Jacob el zoramita cae muerto. Aproximadamente 66—64 a.C.
CAPÍTULO 53
Se emplea a los prisioneros lamanitas para fortificar la ciudad de Abundancia—Las disensiones entre los nefitas dan lugar a las victorias lamanitas—Helamán toma el mando de los dos mil jóvenes del pueblo de Ammón. Aproximadamente 64—63 a.C.
CAPÍTULO 54
Ammorón y Moroni hacen gestiones para efectuar el canje de prisioneros—Moroni exige que los lamanitas se retiren y cesen sus ataques asesinos—Ammorón exige que los nefitas entreguen sus armas y se sujeten a los lamanitas. Aproximadamente 63 a.C.
CAPÍTULO 55
Moroni se niega a canjear prisioneros—Se induce a los guardias lamanitas a embriagarse y se libera a todos los prisioneros nefitas—Se toma la ciudad de Gid sin derramamiento de sangre. Aproximadamente 63—62 a.C.
CAPÍTULO 56
Helamán envía una epístola a Moroni en la que le relata el estado de la guerra con los lamanitas—Antipus y Helamán logran una gran victoria sobre los lamanitas—Los dos mil jóvenes bajo el mando de Helamán luchan con fuerza milagrosa, y ninguno de ellos muere. Versículo 1, aprox. 62 a.C.; versículos 2—19, aprox. 66 a.C.; y versículos 20—57, aprox. 65—64 a.C.
CAPÍTULO 57
Helamán relata la toma de la ciudad de Antipara, la rendición de la ciudad de Cumeni y la defensa posterior de ésta—Los jóvenes ammonitas luchan con valentía; todos son heridos, pero ninguno de ellos muere—Gid da un informe de la muerte y huida de los prisioneros lamanitas. Aproximadamente 63 a.C.
CAPÍTULO 58
Helamán, Gid y Teómner se apoderan de la ciudad de Manti por medio de una estratagema—Huyen los lamanitas—Los hijos del pueblo de Ammón son preservados al defender firmemente su libertad y su fe. Aproximadamente 63—62 a.C.
CAPÍTULO 59
Moroni pide a Pahorán que refuerce los ejércitos de Helamán—Los lamanitas se apoderan de la ciudad de Nefíah—Moroni se irrita contra el gobierno. Aproximadamente 62 a.C.
CAPÍTULO 60
Moroni se queja a Pahorán de la negligencia del gobierno para con los ejércitos—El Señor permite que los justos sean muertos—Los nefitas deben usar todo su poder y medios para librarse de sus enemigos—Moroni amenaza luchar contra el gobierno a menos que se proporcione ayuda a sus ejércitos. Aproximadamente 62 a.C.
CAPÍTULO 61
Pahorán informa a Moroni de la insurrección y rebelión contra el gobierno—Los realistas se apoderan de Zarahemla y conciertan una alianza con los lamanitas—Pahorán solicita ayuda militar contra los rebeldes. Aproximadamente 62 a.C.
CAPÍTULO 62
Moroni parte para ayudar a Pahorán en la tierra de Gedeón—Se ejecuta a los realistas que se niegan a defender su país—Pahorán y Moroni se apoderan nuevamente de la ciudad de Nefíah—Muchos de los lamanitas se unen al pueblo de Ammón—Teáncum mata a Ammorón y es muerto a su vez—Los lamanitas son arrojados de la tierra, y se establece la paz—Helamán vuelve al ministerio y edifica a la Iglesia. Aproximadamente 62—57 a.C.
CAPÍTULO 63
Shiblón y, después de él, Helamán se hacen cargo de los anales sagrados—Muchos nefitas viajan a la tierra del norte—Hagot construye barcos que navegan en el mar del oeste—Moroníah vence a los lamanitas en una batalla. Aproximadamente 56—52 a.C.