CAPÍTULO 5

Tres testigos y la obra misma constituirán un testimonio de la veracidad del Libro de Mormón.

  Y yo, Moroni, he escrito las palabras que se me mandaron, según mi memoria; y te he dicho las cosas que he asellado; por tanto, no las toques con el fin de traducirlas; porque esto te está prohibido, a menos que en lo futuro Dios lo juzgue prudente.

  Y he aquí, tal vez tengas el privilegio de mostrar las planchas a aaquellos que ayudarán a sacar a luz esta obra;

  y por el poder de Dios se mostrarán a atres; por tanto, bsabrán con certeza que estas cosas son cverdaderas.

  Y en boca de tres atestigos se establecerán estas cosas; y el testimonio de tres, y esta obra, en la cual se mostrará el poder de Dios y también su palabra, de la cual el Padre, y el Hijo, y el Espíritu Santo dan testimonio; y todo esto se levantará como testimonio contra el mundo en el postrer día.

  Y si es que se arrepienten y avienen al Padre en el nombre de Jesús, serán recibidos en el reino de Dios.

  Y ahora bien, si es que no tengo autoridad para estas cosas, juzgad vosotros; porque sabréis que tengo autoridad cuando me veáis, y comparezcamos delante de Dios en el postrer día. Amén.