UNA BREVE EXPLICACIÓN ACERCA DEL LIBRO DE MORMÓN

  El Libro de Mormón es una historia sagrada de los pueblos de la América antigua, la cual se grabó en hojas de metal. En el libro mismo se habla de cuatro clases de planchas de metal:

  1. Las Planchas de Nefi, que eran de dos clases: las Planchas Menores y las Planchas Mayores. Las primeras tenían que ver más en particular con los asuntos espirituales y con el ministerio y las enseñanzas de los profetas, mientras que las segundas se ocupaban principalmente de la historia seglar de los pueblos a los que se referían (1 Nefi 9:2–4). Sin embargo, desde la época de Mosíah, también en las planchas mayores se incluyeron asuntos de considerable importancia espiritual.
  2. Las Planchas de Mormón, que se componen de un compendio de las Planchas Mayores de Nefi, hecho por Mormón, con muchos comentarios. Estas planchas también contenían una continuación de la historia escrita por Mormón con aditamentos de su hijo Moroni.
  3. Las Planchas de Éter, que contienen una historia de los jareditas. Esta historia la compendió Moroni, el cual añadió comentarios propios e incorporó dicho compendio en la historia general con el título de “Libro de Éter”.
  4. Las Planchas de Bronce, que el pueblo de Lehi llevó de Jerusalén en el año 600 a. de J. C. Éstas contenían “los cinco libros de Moisés... y asimismo la historia de los judíos desde su principio... hasta el comienzo del reinado de Sedequías, rey de Judá; y también las profecías de los santos profetas” (1 Nefi 5:11–13). En el Libro de Mormón aparecen muchos pasajes de estas planchas que citan a Isaías y a otros profetas bíblicos, así como a varios profetas que la Biblia no menciona.

  El Libro de Mormón se compone de quince partes o divisiones principales, llamadas, con una sola excepción, libros, cada uno de los cuales lleva el nombre de su autor principal. La primera parte (o sea, los primeros seis libros que terminan con el de Omni) es una traducción de las Planchas Menores de Nefi. Entre los libros de Omni y de Mosíah se encuentra una inserción llamada Las Palabras de Mormón. Dicha inserción enlaza la narración grabada en las Planchas Menores con el compendio que hizo Mormón de las Planchas Mayores.

  La parte más extensa, desde Mosíah hasta el capítulo 7 de Mormón, inclusive, es una traducción del compendio que hizo Mormón de las Planchas Mayores de Nefi. La parte final, desde el capítulo 8 de Mormón hasta el fin de la obra, fue grabada por Moroni, hijo de Mormón, el cual, después de terminar la historia de la vida de su padre, hizo un compendio de la historia jaredita (llamado el Libro de Éter) y posteriormente añadió las partes que se conocen como el Libro de Moroni.

  Alrededor del año 421 de la era cristiana, Moroni, el último de los profetas e historiadores nefitas, selló los anales sagrados y los escondió para los fines del Señor, para que apareciesen en los postreros días, de acuerdo con lo que la voz de Dios predijo por medio de sus antiguos profetas. En el año 1823 de nuestra era, ese mismo Moroni, para entonces un ser resucitado, visitó al profeta José Smith y subsiguientemente le entregó las planchas grabadas.

  Con respecto a esta edición: En las ediciones anteriores del Libro de Mormón publicadas en inglés, se han perpetuado algunos pequeños errores que se han reflejado en las traducciones al español. Esta edición contiene las correcciones que se ha estimado conveniente hacer a fin de que la obra esté de conformidad con los manuscritos originales, así como con las primeras ediciones revisadas por el profeta José Smith.