CAPÍTULO 1

Moroni escribe para el beneficio de los lamanitas—Se mata a todo nefita que no niegue al Cristo. Aproximadamente 401—421 d.C.

  Ahora bien, yo, aMoroni, después de haber acabado de compendiar los anales del pueblo de Jared, había pensado no escribir más, pero no he perecido todavía; y no me doy a conocer a los lamanitas, no sea que me destruyan.

  Porque he aquí, sus aguerras entre ellos mismos son extremadamente furiosas; y por motivo de su odio, bmatan a todo nefita que no niegue al Cristo.

  Y yo, Moroni, no anegaré al Cristo; de modo que ando errante por donde puedo, para proteger mi propia vida.

  Por consiguiente, escribo unas pocas cosas más, contrario a lo que había supuesto; porque había pensado no escribir más; pero escribo unas cuantas cosas más, que tal vez sean de valor a mis hermanos los lamanitas en algún día futuro, según la voluntad del Señor.