CAPÍTULO 14

Isaías habla en cuanto al Mesías—Se exponen la humillación y los sufrimientos del Mesías—Él hace de su alma ofrenda por el pecado e intercede por los transgresores—Compárese con Isaías 53. Aproximadamente 148 a.C.

  , ¿no dice Isaías: Quién ha creído nuestro mensaje, y a quién se ha manifestado el brazo del Señor?

  Porque crecerá delante de él como una planta tierna, y como raíz de tierra seca; no hay en él parecer ni hermosura; y cuando lo veamos, no habrá en él buen parecer para que lo deseemos.

  Despreciado y rechazado de los hombres; varón de dolores y experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro; fue menospreciado y no lo estimamos.

  Ciertamente él ha allevado nuestros bpesares y sufrido nuestros dolores; sin embargo, lo hemos tenido por golpeado, herido de Dios y afligido.

  Mas él herido fue por nuestras atransgresiones, golpeado por nuestras iniquidades; y el castigo de nuestra paz fue sobre él; y con sus llagas somos bsanados.

  Todos nosotros nos hemos descarriado como aovejas, nos hemos apartado, cada cual por su propio camino; y el Señor ha puesto sobre él las iniquidades de todos nosotros.

  Fue oprimido y afligido, pero no aabrió su boca; fue llevado como bcordero al degolladero, y como la oveja permanece muda ante sus trasquiladores, así él no abrió su boca.

  De la prisión y del juicio fue quitado, y ¿quién declarará su generación? Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes; por las transgresiones de mi pueblo fue herido.

  Con los inicuos dispuso él su sepultura, y con los aricos fue en su muerte; porque no había hecho bmal, ni hubo engaño en su boca.

 10  Mas quiso el Señor quebrantarlo; le ha causado aflicción; cuando hagas de su alma ofrenda por el pecado, él verá su alinaje, prolongará sus días y el placer del Señor prosperará en su mano.

 11  Verá el afán de su alma, y quedará satisfecho; con su conocimiento, mi justo siervo justificará a muchos; porque allevará las iniquidades de ellos.

 12  Por tanto, le repartiré una porción con los grandes; y él dividirá el botín con los fuertes, porque derramó su alma hasta la muerte, y fue contado con los transgresores; y llevó los pecados de muchos e aintercedió por los transgresores.