Capítulos 

CAPÍTULO 1
El rey Benjamín enseña a sus hijos el idioma y las profecías de sus padres—Se habían preservado su religión y su civilización por motivo de los anales que estaban grabados en las diversas planchas—Mosíah es nombrado rey y se le encomiendan los anales y otras cosas. Aproximadamente 130—124 a.C.
CAPÍTULO 2
El rey Benjamín habla a los de su pueblo—Refiere la equidad, justicia y espiritualidad de su reino—Les aconseja servir a su Rey Celestial—Los que se rebelen contra Dios padecerán una angustia semejante a un fuego inextinguible. Aproximadamente 124 a.C.
CAPÍTULO 3
El rey Benjamín continúa su discurso—El Señor Omnipotente ministrará entre los hombres en un tabernáculo de barro—La sangre le brotará de cada poro al expiar los pecados del mundo—Su nombre es el único mediante el cual llega la salvación—Los seres humanos pueden despojarse del hombre natural y hacerse santos por medio de la Expiación—El tormento de los inicuos será como un lago de fuego y azufre. Aproximadamente 124 a.C.
CAPÍTULO 4
El rey Benjamín continúa su discurso—La salvación llega por causa de la Expiación—Creed en Dios para que seáis salvos—Retened la remisión de vuestros pecados mediante la fidelidad—Impartid de vuestros bienes a los pobres—Haced todas las cosas con prudencia y en orden. Aproximadamente 124 a.C.
CAPÍTULO 5
Los santos llegan a ser hijos e hijas de Cristo por medio de la fe—Entonces son llamados por el nombre de Cristo—El rey Benjamín los exhorta a ser firmes e inmutables en buenas obras. Aproximadamente 124 a.C.
CAPÍTULO 6
El rey Benjamín registra los nombres de los del pueblo y nombra sacerdotes para que les enseñen—Mosíah reina como rey justo. Aproximadamente 124—121 a.C.
CAPÍTULO 7
Ammón descubre la tierra de Lehi-Nefi, donde reina Limhi—El pueblo de Limhi se halla bajo el yugo de los lamanitas—Limhi relata la historia de ellos—Un profeta (Abinadí) había testificado que Cristo es el Dios y el Padre de todas las cosas—Aquellos que siembren inmundicia segarán el torbellino, y aquellos que depositen su confianza en el Señor serán librados. Aproximadamente 121 a.C.
CAPÍTULO 8
Ammón enseña al pueblo de Limhi—Se entera de las veinticuatro planchas jareditas—Los videntes pueden traducir anales antiguos—No hay don mayor que el que posee un vidente. Aproximadamente 121 a.C.
Los Anales de Zeniff—Un relato de su pueblo desde la época en que salieron de la tierra de Zarahemla hasta la época en que fueron librados de las manos de los lamanitas.
Comprende los capítulos 9 al 22.
CAPÍTULO 9
Zeniff conduce a un grupo de los de Zarahemla para poseer la tierra de Lehi-Nefi—El rey lamanita les permite poseer la tierra—Hay guerra entre los lamanitas y el pueblo de Zeniff. Aproximadamente 200—187 a.C.
CAPÍTULO 10
Muere el rey Lamán—Los de su pueblo son salvajes y feroces, y creen en tradiciones falsas—Zeniff y su pueblo prevalecen en contra de ellos. Aproximadamente 187—160 a.C.
CAPÍTULO 11
El rey Noé reina inicuamente—Se deleita en una vida desenfrenada con sus esposas y concubinas—Abinadí profetiza que el pueblo caerá en el cautiverio—El rey Noé procura quitarle la vida. Aproximadamente 160—150 a.C.
CAPÍTULO 12
Abinadí es encarcelado por profetizar la destrucción del pueblo y la muerte del rey Noé—Los sacerdotes falsos citan las Escrituras y fingen observar la ley de Moisés—Abinadí comienza a enseñarles los Diez Mandamientos. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 13
Abinadí es protegido por poder divino—Enseña los Diez Mandamientos—La salvación no viene por la ley de Moisés únicamente—Dios mismo efectuará la Expiación y redimirá a su pueblo. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 14
Isaías habla en cuanto al Mesías—Se exponen la humillación y los sufrimientos del Mesías—Él hace de su alma ofrenda por el pecado e intercede por los transgresores—Compárese con Isaías 53. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 15
Por qué Cristo es el Padre así como el Hijo—Él intercederá por los hijos de los hombres y tomará sobre sí las transgresiones de los de su pueblo—Ellos y todos los santos profetas son su posteridad—Él lleva a efecto la Resurrección—Los niños pequeños tienen vida eterna. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 16
Dios redime a los hombres de su estado caído y perdido—Los que son de naturaleza carnal permanecen como si no hubiera habido redención—Cristo hace posible la resurrección a la vida eterna o a la condenación sin fin. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 17
Alma cree las palabras de Abinadí y las escribe—Abinadí padece la muerte por fuego—Profetiza enfermedades y muerte por fuego sobre sus asesinos. Aproximadamente 148 a.C.
CAPÍTULO 18
Alma predica secretamente—Declara el convenio del bautismo y bautiza en las aguas de Mormón—Organiza la Iglesia de Cristo y ordena sacerdotes—Éstos se mantienen con el trabajo de sus manos y enseñan al pueblo—Alma y su pueblo huyen del rey Noé al desierto. Aproximadamente 147—145 a.C.
CAPÍTULO 19
Gedeón intenta matar al rey Noé—Los lamanitas invaden la tierra—El rey Noé padece la muerte por fuego—Limhi reina como monarca tributario. Aproximadamente 145—121 a.C.
CAPÍTULO 20
Los sacerdotes del rey Noé raptan a algunas de las hijas de los lamanitas—Los lamanitas emprenden la guerra contra Limhi y su pueblo—Los lamanitas son rechazados y pacificados. Aproximadamente 145—123 a.C.
CAPÍTULO 21
Los lamanitas hieren y derrotan al pueblo de Limhi—Llega Ammón y el pueblo de Limhi se convierte—Le hablan a Ammón de las veinticuatro planchas jareditas. Aproximadamente 122—121 a.C.
CAPÍTULO 22
Se hacen planes para que el pueblo se libre del yugo de los lamanitas—Se emborracha a los lamanitas—El pueblo se escapa, vuelve a Zarahemla y se hace súbdito del rey Mosíah. Aproximadamente 121—120 a.C.
Una relación de Alma y del pueblo del Señor, que fueron echados al desierto por el pueblo del rey Noé.
Comprende los capítulos 23 y 24.
CAPÍTULO 23
Alma se niega a ser rey—Presta servicio como sumo sacerdote—El Señor castiga a su pueblo y los lamanitas se apoderan de la tierra de Helam—Amulón, jefe de los sacerdotes inicuos del rey Noé, gobierna bajo el monarca lamanita. Aproximadamente 145—121 a.C.
CAPÍTULO 24
Amulón persigue a Alma y a su pueblo—Se les quitará la vida si oran—El Señor alivia sus cargas para que les parezcan ligeras—Los libra de la servidumbre y vuelven a Zarahemla. Aproximadamente 145—120 a.C.
CAPÍTULO 25
Los del pueblo de Zarahemla (mulekitas) se convierten en nefitas—Se enteran de la gente de Alma y de la de Zeniff—Alma bautiza a Limhi y a todo su pueblo—Mosíah autoriza a Alma para que organice la Iglesia de Dios. Aproximadamente 120 a.C.
CAPÍTULO 26
Los incrédulos conducen al pecado a muchos miembros de la Iglesia—Se promete a Alma la vida eterna—Aquellos que se arrepientan y sean bautizados lograrán el perdón—Los miembros de la Iglesia que hayan pecado y que se arrepientan y se confiesen a Alma y al Señor serán perdonados; de lo contrario, no serán contados entre los de la Iglesia. Aproximadamente 120—100 a.C.
CAPÍTULO 27
Mosíah prohíbe la persecución y establece la igualdad—Alma, hijo, y los cuatro hijos de Mosíah procuran destruir la Iglesia—Se les aparece un ángel y les manda que abandonen su camino de maldad—Alma queda mudo—Todo el género humano debe nacer otra vez para lograr la salvación—Alma y los hijos de Mosíah proclaman gratas nuevas. Aproximadamente 100—92 a.C.
CAPÍTULO 28
Los hijos de Mosíah recibirán la vida eterna—Salen a predicar a los lamanitas—Valiéndose de las dos piedras de vidente Mosíah traduce las planchas jareditas. Aproximadamente 92 a.C.
CAPÍTULO 29
Mosíah propone que se elijan jueces en lugar de un rey—Los reyes inicuos conducen a su pueblo al pecado—Alma, hijo, es nombrado juez superior por la voz del pueblo—También es el sumo sacerdote encargado de la Iglesia—Mueren Mosíah y el padre de Alma. Aproximadamente 92—91 a.C.