SECCIÓN 21

Revelación dada a José Smith el Profeta en Fayette, Nueva York, el 6 de abril de 1830 ( History of the Church , 1:74–79). Se dio esta revelación en el día de la organización de la Iglesia, en la fecha indicada, en el hogar de Peter Whitmer, padre. Participaron en esto seis hombres que previamente habían sido bautizados. Por voto unánime, estas personas expresaron su deseo y determinación de organizarse, de acuerdo con los mandamientos de Dios (véase la sección 20). También votaron a favor de aceptar y sostener a José Smith, hijo, y a Oliver Cowdery como los oficiales presidentes de la Iglesia. Mediante la imposición de manos, José entonces ordenó a Oliver élder de la Iglesia y, de la misma manera, Oliver ordenó a José. Después de la administración de la Santa Cena, José y Oliver pusieron sus manos sobre la cabeza de los participantes, individualmente, para otorgarles el Espíritu Santo y confirmar a cada uno de ellos miembro de la Iglesia.

1–3, José Smith es llamado para ser vidente, traductor, profeta, apóstol y élder; 4–8, Su palabra dirigirá la causa de Sión; 9–12, Los santos creerán en sus palabras al hablar él por la inspiración del Consolador.

  He aquí, se llevará entre vosotros una ahistoria; y en ella serás llamado bvidente, traductor, profeta, capóstol de Jesucristo, élder de la iglesia por la voluntad de Dios el Padre, y la gracia de tu Señor Jesucristo,

  habiendo sido ainspirado por el Espíritu Santo para poner los cimientos de ella y edificarla para la fe santísima.

  Dicha aiglesia se borganizó y se estableció en el año de tu Señor de mil ochocientos treinta, en el cuarto mes y en el sexto día del mes llamado abril.

  Por tanto, vosotros, es decir, la iglesia, daréis oído a todas sus apalabras y mandamientos que os dará según los reciba, andando delante de mí con toda bsantidad;

  porque recibiréis su apalabra con toda fe y paciencia como si viniera de mi propia boca.

  Porque si hacéis estas cosas, las apuertas del infierno no prevalecerán contra vosotros; sí, y Dios el Señor dispersará los poderes de las btinieblas de ante vosotros, y hará csacudir los cielos para vuestro bien y para la dgloria de su nombre.

  Porque, así dice Dios el Señor: Yo lo he inspirado para impulsar la causa de aSión con gran poder para hacer lo bueno, y conozco su diligencia, y he oído sus oraciones.

  Sí, he visto su llanto por Sión, y haré que no llore más por ella; porque han llegado los días en que él se regocijará por la aremisión de sus pecados y por la manifestación de mis bendiciones sobre sus obras.

  Porque he aquí, abendeciré con poderosa bendición a todos los que obraren en mi bviña, y creerán en sus palabras que por mi conducto le son dadas por el cConsolador, el cual dmanifiesta que Jesús fue ecrucificado por fhombres inicuos, por los pecados del gmundo, sí, para la remisión de pecados al de hcorazón contrito.

 10  Por tanto, me es conveniente que él sea aordenado por ti, Oliver Cowdery, mi apóstol;

 11  siendo esto una ordenanza para ti, en que eres élder bajo su mano, siendo él el aprimero para ti, a fin de que puedas ser un élder de esta Iglesia de Cristo, que lleva mi nombre;

 12  y el primer predicador de esta iglesia a sus miembros y ante el mundo; sí, ante los gentiles; sí, y así dice Dios el Señor, he aquí, a los ajudíos también. Amén.