SECCIÓN 25

Revelación dada por medio de José Smith el Profeta en Harmony, Pensilvania, en julio de 1830 ( History of the Church , 1:103–104). (Véase el encabezamiento de la sección 24.) En esta revelación se manifiesta la voluntad del Señor a Emma Smith, esposa del Profeta.

1–6, Emma Smith, dama elegida, es llamada a ayudar y a consolar a su esposo; 7–11, También es llamada a servir de escribiente, a explicar las Escrituras y a seleccionar himnos; 12–14, La canción de los justos es una oración al Señor; 15–16, Los principios de la obediencia que se mencionan en esta revelación se aplican a todos.

  Escucha la voz del Señor tu Dios mientras te hablo, Emma Smith, hija mía, porque de cierto te digo que todos los que areciben mi evangelio son hijos e hijas en mi breino.

  Te doy una revelación concerniente a mi voluntad; y si eres fiel y aandas por las sendas de la bvirtud delante de mí, te preservaré la vida y recibirás una cherencia en Sión.

  He aquí, tus apecados te son perdonados, y eres una dama elegida a quien he bllamado.

  No murmures a causa de las cosas que no has visto, porque se han retenido de ti y del mundo para mi sabio propósito en un tiempo futuro.

  Y el oficio de tu llamamiento consistirá en ser un aconsuelo para mi siervo José Smith, hijo, tu marido, en sus tribulaciones, con palabras consoladoras, con el espíritu de mansedumbre.

  Y lo acompañarás cuando salga, y le serás por escribiente, mientras no haya otro que escriba por él, a fin de que yo mande a mi siervo Oliver Cowdery a donde yo quiera.

  Y serás aordenada por su mano para explicar las Escrituras y para exhortar a la iglesia, de acuerdo con lo que te indique mi Espíritu.

  Porque pondrá sus amanos sobre ti, y recibirás el Espíritu Santo; y dedicarás tu tiempo a escribir, y a aprender mucho.

  Y no tienes por qué temer, porque tu marido te sustentará en la iglesia; porque para ellos es su allamamiento, a fin de que les sean breveladas todas las cosas que yo quiera, conforme a su fe.

 10  Y de cierto te digo que desecharás las acosas de este mundo y bbuscarás las de uno mejor.

 11  Y también te será concedido hacer una selección de ahimnos sagrados, de acuerdo con lo que te sea indicado, para el uso de mi iglesia, lo cual es de mi agrado.

 12  Porque mi alma se deleita en el acanto del bcorazón; sí, la canción de los justos es una oración para mí, y será contestada con una bendición sobre su cabeza.

 13  Por consiguiente, eleva tu corazón y regocíjate, y adhiérete a los convenios que has hecho.

 14  Continúa con el espíritu de amansedumbre y cuídate del borgullo. Deléitese tu alma en tu marido y en la gloria que recibirá.

 15  Guarda mis mandamientos continuamente, y recibirás una acorona de bjusticia. Y si no haces esto, cno podrás venir a donde yo estoy.

 16  Y de cierto, de cierto te digo, que ésta es mi avoz a todos. Amén.