Sección 83

Revelación dada por medio de José Smith el Profeta en Independence, Misuri, el 30 de abril de 1832. Se recibió esta revelación mientras el Profeta se hallaba reunido en concilio con sus hermanos.

1–4, Las mujeres y los niños tienen el derecho de recibir sostén de sus esposos y padres respectivamente; 5–6, Las viudas y los huérfanos tienen el derecho de recurrir a la Iglesia para su sostén.

 De cierto, así dice el Señor, además de las leyes de la iglesia referentes a las mujeres y a los niños, aquellos que pertenecen a la iglesia, que han aperdido a sus esposos o padres:

 Las mujeres tienen el aderecho de recibir sostén de sus maridos hasta que estos mueran; y si ellas no han transgredido, tendrán confraternidad en la iglesia.

 Y si no son fieles, no tendrán confraternidad en la iglesia; no obstante, podrán permanecer en sus heredades según las leyes del país.

 Todos los aniños tienen el derecho de recibir el sostén de sus padres hasta que sean mayores de edad.

 Y después de eso, pueden recurrir a la iglesia, o en otras palabras, al aalmacén del Señor, si sus padres no tienen los medios para darles heredades.

 Y se mantendrá el almacén por medio de las consagraciones de la iglesia; y se proveerá lo necesario a las aviudas y a los huérfanos, como también a los bpobres. Amén.