Doctrina y Convenios

SECCIÓN 12

Revelación dada por medio de José Smith el Profeta a Joseph Knight, padre, en Harmony, Pensilvania, en mayo de 1829 ( History of the Church , 1:47–48). Joseph Knight creía en las declaraciones de José Smith referentes a que tenía en sus manos las planchas del Libro de Mormón, así como el trabajo de la traducción que entonces se estaba efectuando, y en varias ocasiones había prestado ayuda material a José Smith y a su escribiente, lo cual les permitió continuar traduciendo. A solicitud de Joseph Knight, el Profeta preguntó al Señor y recibió esta revelación.

1–6, Los obreros de la viña lograrán la salvación; 7–9, Todos los que tengan deseos de ayudar en la obra del Señor y que posean las cualidades necesarias pueden hacerlo.

  a Una obra grande y maravillosa está a punto de aparecer entre los hijos de los hombres.

  He aquí, yo soy Dios; escucha mi palabra que es viva y poderosa, más cortante que una espada de dos filos, que penetra hasta partir las coyunturas y los tuétanos; por consiguiente, presta atención a mi palabra.

  He aquí, el campo blanco está ya para la siega; por tanto, quien quisiere cosechar, meta su hoz con su fuerza y siegue mientras dure el día, a fin de que atesore para su alma la salvación sempiterna en el reino de Dios.

  Sí, quien meta su hoz y coseche es llamado por Dios.

  Por consiguiente, si me pides, recibirás; si llamas, se te abrirá.

  Ahora, ya que has pedido, he aquí, te digo: Guarda mis mandamientos y procura sacar a luz y establecer la causa de Sión.

  He aquí, te hablo a ti y también a todos aquellos que tienen deseos de hacer salir a luz y establecer esta obra.

  Y nadie puede ayudar en ella a menos que sea ahumilde y lleno de bamor, y tenga cfe, desperanza y ecaridad, y sea moderado en todas las cosas, cualesquiera que le fueren confiadas.

  He aquí, yo soy la luz y la vida del mundo, el que hablo estas palabras. Por tanto, escucha con toda tu alma, y entonces eres llamado. Amén.