Doctrina y Convenios

SECCIÓN 22

Revelación dada por medio de José Smith el Profeta en Manchester, Nueva York, en abril de 1830 ( History of the Church , 1:79–80). Se dio esta revelación a la Iglesia debido a que algunos que previamente se habían bautizado deseaban unirse a la Iglesia sin bautizarse de nuevo.

1, El bautismo es un convenio nuevo y sempiterno; 2–4, Se requiere el bautismo autorizado.

  He aquí, os digo que he hecho abrogar todos los aconvenios antiguos con respecto a esto; y éste es un bconvenio nuevo y sempiterno, el mismo que fue desde el principio.

  Por consiguiente, aunque un hombre se bautice cien veces, de nada le aprovecha, porque no podéis entrar por la puerta estrecha por la aley de Moisés, ni tampoco por vuestras bobras muertas.

  Porque es a causa de vuestras obras muertas que yo he hecho que se establezcan para mí este último convenio y esta iglesia, tal como en la antigüedad.

  Por tanto, entrad por la apuerta como yo he mandado, y bno pretendáis aconsejar a vuestro Dios. Amén.