Doctrina y Convenios

SECCIÓN 7

Revelación dada a José Smith el Profeta y a Oliver Cowdery en Harmony, Pensilvania, en abril de 1829, cuando preguntaron, por medio del Urim y Tumim, si Juan, el discípulo amado, había permanecido en la carne o había muerto. La revelación es una versión traducida del relato escrito por Juan en un pergamino que él mismo escondió ( History of the Church , 1:35–36).

1–3, Juan el Amado vivirá hasta que venga el Señor; 4–8, Pedro, Santiago y Juan poseen las llaves del evangelio.

  Y el Señor me dijo: Juan, mi aamado, ¿qué bdeseas? Pues lo que quieras pedir te será concedido.

  Y yo le dije: Señor, dame poder sobre la amuerte, para que viva y traiga almas a ti.

  Y el Señor me dijo: De cierto, de cierto te digo, que porque deseas esto, apermanecerás hasta que yo venga en mi bgloria, y cprofetizarás ante naciones, tribus, lenguas y pueblos.

  Y por esta razón dijo el Señor a Pedro: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué tiene que ver contigo? Porque su deseo fue traer almas a mí, mas tú deseaste venir presto a mí en mi areino.

  Te digo, Pedro, que éste fue un buen deseo; pero mi amado ha deseado hacer más, o sea, una obra mayor aún entre los hombres, de la que hasta ahora ha realizado.

  Sí, él ha emprendido una obra mayor; por tanto, lo haré como llama de fuego y como ángel aministrante; él ministrará en bien de los que serán bherederos de salvación, que moran en la ctierra.

  Y haré que tú ministres en bien de él y de tu hermano Santiago; y a vosotros tres os daré este poder y las allaves de este ministerio hasta que yo venga.

  De cierto os digo, que a los dos se os concederá de acuerdo con vuestros deseos, porque ambos os aregocijáis en lo que habéis deseado.