Abed-nego

    Véase también Daniel.

    En el Antiguo Testamento, Sadrac [Ananías], Mesac [Misael] y Abed-nego [Azarías] fueron tres jóvenes israelitas que, junto con Daniel, fueron llevados al palacio de Nabucodonosor, rey de Babilonia. El nombre hebreo de Abed-nego era Azarías. Los cuatro jóvenes rehusaron contaminarse con la carne y el vino del rey (Dan. 1). El rey echó en un horno de fuego ardiendo a Sadrac, Mesac y Abed-nego, pero éstos fueron preservados por el Hijo de Dios (Dan. 3).