1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Ángeles

Hay dos clases de seres celestiales llamados ángeles: los que son solamente espíritus y los que tienen un cuerpo de carne y huesos. Los ángeles que son solo espíritus son aquellos seres que todavía no han obtenido un cuerpo de carne y huesos, o los que una vez lo tuvieron pero han muerto y esperan la resurrección. Los ángeles que poseen un cuerpo de carne y huesos son los que han resucitado de entre los muertos o han sido trasladados.

En las Escrituras hay muchas referencias en cuanto a la obra de los ángeles. En algunos pasajes los ángeles hablan con voz de trueno al comunicar los mensajes de Dios (Mos. 27:11–16). También se puede llamar ángeles a hombres mortales justos (TJS, Gén. 19:15 [Apéndice — Biblia]). Algunos ángeles prestan servicio alrededor del trono de Dios en los cielos (Alma 36:22).

En las Escrituras se habla también de los ángeles del demonio. Estos son los espíritus que siguieron a Lucifer en la batalla de los cielos y fueron lanzados fuera de la presencia de Dios en la vida preterrenal y arrojados a la tierra (Apoc. 12:1–9; 2 Ne. 9:9, 16; DyC 29:36–37).

  • Jacob vio ángeles de Dios que subían y descendían por una escalera: Gén. 28:12.
  • Ángeles de Dios salieron al encuentro de Jacob: Gén. 32:1–2.
  • Gedeón vio un ángel del Señor cara a cara: Jue. 6:22.
  • Un ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla: 2 Sam. 24:16.
  • Un ángel tocó al profeta Elías y le dijo: Levántate, come: 1 Rey. 19:5–7.
  • Daniel vio al ángel Gabriel en una visión: Dan. 8:15–16.
  • El ángel Miguel ayudó a Daniel: Dan. 10:13.
  • La multitud vio ángeles que descendían del cielo: 3 Ne. 17:24.
  • Moroni escribió acerca de la ministración de ángeles: Moro. 7:25–32.
  • El Sacerdocio Aarónico tiene las llaves del ministerio de ángeles: DyC 13.
  • Moroni, Juan el Bautista, Pedro, Santiago, Juan, Moisés, Elías el Profeta y Elías fueron todos ángeles que ministraron a José Smith: DyC 27:5–12.
  • No podéis aguantar ahora la ministración de ángeles: DyC 67:13.
  • Miguel, el arcángel, es Adán: DyC 107:54.
  • Los ángeles que son seres resucitados tienen cuerpo de carne y huesos: DyC 129.
  • No hay ángeles que ministren en esta tierra sino los que pertenecen a ella: DyC 130:5.
  • Los que no obedecen la ley de Dios del matrimonio eterno ni se casan ni se dan en casamiento, sino que son nombrados ángeles en el cielo: DyC 132:16–17.