Guía para el Estudio de las Escrituras

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Llamado, llamado por Dios, llamamiento

El recibir un llamamiento de Dios significa recibir un nombramiento o invitación de Él, o de los líderes debidamente autorizados de Su Iglesia, para servirle de una manera particular.

  • Yo os elegí a vosotros: Juan 15:16.
  • Pablo fue llamado a ser apóstol: Rom. 1:1.
  • Nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios: Heb. 5:4.
  • Jesús fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec: Heb. 5:10.
  • He sido llamado para predicar la palabra de Dios de acuerdo con el espíritu de revelación y profecía: Alma 8:24.
  • Esos sacerdotes fueron llamados y preparados desde la fundación del mundo: Alma 13:3.
  • Si tenéis deseos de servir a Dios, sois llamados: DyC 4:3.
  • Consérvate firme en la obra a la cual te he llamado: DyC 9:14.
  • No vayas a suponer que eres llamado a predicar sino hasta que se te llame: DyC 11:15.
  • Los élderes son llamados para efectuar el recogimiento de los escogidos: DyC 29:7.
  • Ninguno predicará mi evangelio ni edificará mi iglesia a menos que sea ordenado: DyC 42:11.
  • Muchos son los llamados, y pocos los escogidos: DyC 121:34.
  • El hombre debe ser llamado por Dios: AdeF 1:5.