1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Confesar, Confesión

En las Escrituras se emplea esta palabra con por lo menos dos de los sentidos que tiene. Uno es el de manifestar o declarar la fe en algo, tal como confesar que Jesús es el Cristo (Mateo 10:32; Rom. 10:9; 1 Juan 4:1–3; DyC 88:104).

El segundo uso del vocablo es el de admitir culpabilidad, tal como en la confesión de los pecados. Toda persona tiene el deber de confesar sus pecados al Señor para obtener Su perdón (DyC 58:42–43). Cuando sea necesario, también deben confesarse a la persona (o personas) a quien el pecado haya perjudicado. Los pecados graves se deben confesar a un oficial de la Iglesia (al obispo, en la mayoría de los casos).

  • Confesará aquello en que pecó, Lev. 5:5.
  • Confesarán su iniquidad, Lev. 26:40–42.
  • Las personas eran bautizadas por él en el Jordán, confesando sus pecados, Mateo 3:5–6.
  • El transgresor que confiese sus pecados será perdonado, Mos. 26:29.
  • Te mando que confieses tus pecados para que no sufras estos castigos, DyC 19:20.
  • El arrepentido confesará y abandonará sus pecados, DyC 58:43.
  • El Señor es misericordioso con los que confiesan sus pecados con corazones humildes, DyC 61:2.
  • El Señor perdona los pecados de aquellos que los confiesan y piden perdón, DyC 64:7.