1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Crucifixión

Forma de ejecución romana, común en los tiempos del Nuevo Testamento, en que se ataban o clavaban las manos y los pies de la persona en una cruz para darle muerte. Por regla general, se imponía sólo a los esclavos y a los peores criminales. A menudo se azotaba al sentenciado antes de la crucifixión (Mar. 15:15). Se obligaba al reo a cargar su cruz hasta el sitio de la ejecución (Juan 19:16–17). Los soldados que ejecutaban la sentencia normalmente recibían la ropa del reo (Mateo 27:35). La cruz se clavaba en la tierra, de manera que los pies del prisionero quedaran a una distancia de treinta a sesenta centímetros de la superficie del suelo. Los soldados vigilaban la cruz hasta que ocurriera la muerte, la cual a veces no tenía lugar sino hasta el tercer día (Juan 19:31–37).

Jesucristo fue crucificado porque un grupo de incrédulos lo acusaron falsamente de sedición contra el César y de blasfemia por afirmar que era el Hijo de Dios. Se le sometió a muchas injurias, entre ellas, el manto de púrpura (Juan 19:2), la corona de espinas y otras similares (Mateo 26:67; Mar. 14:65).

  • Los inicuos horadan las manos y los pies del Mesías, Sal. 22:11–18.
  • Cristo fue como cordero llevado al matadero Isa. 53:7.
  • Jesús predice su crucifixión Mateo 20:18–19.
  • Descripción de la vejación y la crucifixión de Cristo, Mateo 27:22–50 (Mar. 15:22–37; Lucas 23:26–46; Juan 19:17–30).
  • Nefi ve en visión la crucifixión del Cordero de Dios, 1 Ne. 11:33.
  • Nefi habla de los sufrimientos y la crucifixión del Señor, 1 Ne. 19:9–14.
  • Jacob habla del ministerio y la crucifixión del Santo de Israel, 2 Ne. 6:9.
  • Tempestades, terremotos, incendios y torbellinos en América testifican de la crucifixión de Cristo en Jerusalén, 3 Ne. 8.
  • Soy Jesús que fue crucificado, DyC 45:51–52.
  • El ministerio de Cristo entre los espíritus en prisión se limitó al tiempo que transcurrió entre su muerte y su resurrección, DyC 138:27.