1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Tierra

Véase también Creación, crear; Mundo

El planeta sobre el cual vivimos, creado por Dios por medio de Jesucristo para el uso del hombre durante su probación mortal. El destino final de la tierra es ser glorificada y exaltada (DyC 77:1–2; 130:7–9). La tierra se convertirá en la herencia eterna de los que sean dignos de heredar una gloria celestial (DyC 88:14–26), donde disfrutarán también de la presencia del Padre y del Hijo (DyC 76:62).

Se creó para el hombre

  • Por el poder de su palabra el hombre apareció sobre la faz de la tierra: Jacob 4:9.

Una entidad viviente

  • El mar de vidrio es la tierra en su estado santificado, inmortal y eterno: DyC 77:1.
  • La tierra debe ser santificada y preparada para la gloria celestial: DyC 88:18–19.

La división de la tierra

  • Júntense las aguas en un lugar: Gén. 1:9.
  • En los días de Peleg, la tierra fue dividida: Gén. 10:25.
  • Después que se hubieron retirado las aguas, llegó a ser una tierra escogida: Éter 13:2.
  • La tierra será como en los días antes de ser dividida: DyC 133:24.

La purificación de la tierra

  • Llovió sobre la tierra cuarenta días: Gén. 7:4.
  • La tierra está reservada para el fuego en el día del juicio: 2 Pe. 3:7.

El estado final de la tierra

  • El mar de vidrio es la tierra en su estado santificado, inmortal y eterno: DyC 77:1.
  • La tierra debe ser santificada y preparada para la gloria celestial: DyC 88:18–19.
  • Esta tierra llegará a ser semejante al cristal, y será un Urim y Tumim: DyC 130:8–9.