1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Caída de Adán y Eva

El proceso mediante el cual el hombre se volvió mortal sobre esta tierra. Cuando Adán y Eva comieron del fruto prohibido, sus cuerpos se hicieron mortales, esto es, sujetos al pecado y a la muerte. Adán fue la “primera carne” sobre la tierra (Moisés 3:7). Las revelaciones de los últimos días aclaran que la Caída es una bendición para la humanidad y que se debe honrar a Adán y a Eva como los primeros padres de todo el género humano.

La Caída era un paso necesario en el progreso del hombre. Dios, sabiendo que ocurriría la Caída, ya en la vida preterrenal había dispuesto lo necesario para que hubiera un Salvador. Jesucristo vino en el meridiano de los tiempos para expiar la caída de Adán y también los pecados individuales del hombre, con la condición de que éste se arrepienta.

  • El día que de él comieres, ciertamente morirás, Gén. 2:17 (Moisés 3:17).
  • Tomó de su fruto, y comió, Gén. 3:6 (Moisés 4:12).
  • Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados, 1 Cor. 15:22.
  • Todo el género humano se hallaba en un estado perdido y caído, 1 Ne. 10:6.
  • La vía está preparada desde la caída del hombre, 2 Ne. 2:4.
  • Después que Adán y Eva hubieron comido del fruto prohibido, fueron echados del Jardín de Edén, 2 Ne. 2:19.
  • Adán cayó para que los hombres existiesen, 2 Ne. 2:25 (15–26).
  • El hombre natural es enemigo de Dios, y lo ha sido desde la caída de Adán, Mos. 3:19.
  • Aarón enseñó al padre de Lamoni acerca de la Caída, Alma 22:12–14.
  • Debe efectuarse una expiación, o de lo contrario, todo el género humano está caído y perdido, Alma 34:9.
  • Nuestros primeros padres fueron separados de la presencia del Señor, tanto temporal como espiritualmente, Alma 42:2–15 (Hel. 14:16).
  • Por causa de la caída, nuestra naturaleza se ha tornado mala, Éter 3:2.
  • Por transgredir estas santas leyes, el hombre llegó a ser hombre caído, DyC 20:20 (DyC 29:34–44).
  • El Señor le dijo a Adán que así como había caído, podía ser redimido, Moisés 5:9 (9–12).
  • Por causa de la transgresión viene la Caída, Moisés 6:59.
  • Los hombres serán castigados por sus propios pecados, AdeF 2.