1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Don del Espíritu Santo

Todo miembro de la Iglesia, bautizado y digno, tiene el derecho de tener consigo la influencia constante del Espíritu Santo. Después de bautizarse una persona en la verdadera Iglesia de Jesucristo, recibe el don del Espíritu Santo mediante la imposición de manos de otra persona que tenga la debida autoridad (Hech. 8:12–25; Moro. 2:1–3; DyC 39:23). A menudo se menciona este don como el bautismo de fuego (Mateo 3:11; DyC 19:31).

  • Se manda a los hombres arrepentirse, bautizarse y recibir el don del Espíritu Santo, Hech. 2:38.
  • Pedro y Juan confirieron el don del Espíritu Santo mediante la imposición de manos, Hech. 8:14–22.
  • El Espíritu Santo se da mediante la imposición de manos, Hech. 19:2–6.
  • La remisión de los pecados viene por fuego y por el Espíritu Santo, 2 Ne. 31:17.
  • Creemos en la imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo, AdeF 4.