1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Israel

En el Antiguo Testamento, el Señor dio este nombre a Jacob, el hijo de Isaac y nieto de Abraham (Gén. 32:28; 35:10). El nombre puede referirse a Jacob mismo, a sus descendientes, o al reino que una vez poseyeron esos descendientes en los tiempos del Antiguo Testamento (2 Sam. 1:24; 23:3). Después que Moisés sacó al pueblo de Israel del cautiverio en Egipto (Éx. 3 al 14), éste fue gobernado por jueces durante más de trescientos años. Comenzando con el rey Saúl, Israel unido fue gobernado por reyes hasta la muerte de Salomón, época en que las diez tribus se rebelaron contra Roboam para formar una nación independiente. Después de la división del reino de Israel, las tribus del norte, que era el grupo mayor, retuvieron el nombre de Israel, en tanto que el reino del sur se llamó Judá. La tierra de Canaán también se llama Israel actualmente. En otro sentido, Israel significa “verdadero creyente en Cristo” (Rom. 10:1; 11:7; Gál. 6:16; Efe. 2:12).

Las doce tribus de Israel

Jacob, el nieto de Abraham cuyo nombre fue cambiado a Israel, tuvo doce hijos. Sus descendientes se han llegado a conocer como las doce tribus de Israel o el pueblo de Israel. Las doce tribus son: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón (hijos de Jacob y Lea); Dan y Neftalí (hijos de Jacob y Bilha); Gad y Aser (hijos de Jacob y Zilpa); José y Benjamín (hijos de Jacob y Raquel) (Gén. 29:32 a 30:24; 35:16–18).

Antes de morir, Jacob dio una bendición a cada uno de los líderes de las tribus (Gén. 49:1–28). Para una información más detallada, véase en esta Guía el nombre de cada uno de los hijos de Jacob.

Rubén, el primogénito de Lea, la primera esposa de Jacob, perdió su primogenitura y una doble porción de la herencia como consecuencia de su inmoralidad (Gén. 49:3–4); por ese motivo, se dio la primogenitura a José, el primogénito de Raquel, segunda esposa de Jacob (1 Cró. 5:1–2). Leví, cuya tribu fue escogida por el Señor para servir como ministros en el sacerdocio, no recibió una herencia debido a su llamamiento especial de ministrar entre todas las tribus. Ello permitió que la doble porción de José se repartiera entre Efraín y Manasés, hijos de José (1 Cró. 5:1; Jer. 31:9), quienes fueron contados como tribus de Israel (TJS, Gén. 48:5–6).

Los miembros de la tribu de Judá debían ser los gobernantes hasta la llegada del Mesías (Gén. 49:10; TJS, Gén. 50:24). En los últimos días, la tribu de Efraín tiene el privilegio de llevar el mensaje de la restauración del evangelio al mundo y de congregar al Israel disperso (Deut. 33:13–17). Llegará el momento en que, por medio del Evangelio de Jesucristo, Efraín desempeñará la función de dirigir la unificación de todas las tribus de Israel (Isa. 11:12–13; DyC 133:26–34).

El esparcimiento de Israel

El Señor esparció e hizo padecer a las doce tribus de Israel debido a su iniquidad y rebelión; no obstante, también se valió del esparcimiento de su pueblo escogido entre las naciones del mundo para bendecir a esas naciones.

  • Os esparciré entre las naciones, Lev. 26:33.
  • Jehová te esparcirá por todos los pueblos, Deut. 28:25, 37, 64.
  • Los daré por escarnio a todos los reinos de la tierra, Jer. 29:18–19.
  • Haré que la casa de Israel sea zarandeada entre todas las naciones, Amós 9:9 (Zac. 10:9).
  • Jesús fue enviado a las ovejas perdidas de la casa de Israel, Mateo 15:24.
  • Tengo otras ovejas que no son de este redil, Juan 10:16.
  • Se profetiza que Israel sería esparcido sobre toda la tierra, 1 Ne. 22:3–8.
  • Jacob cita las palabras de Zenós con la alegoría del olivo cultivado y el olivo silvestre, Jacob 5–6.
  • Empezará la obra del Padre entre todos los dispersos de su pueblo, 3 Ne. 21:26.

La congregación de Israel

La casa de Israel será congregada en los últimos días antes de la venida de Cristo (AdeF 10). El Señor congrega a los de su pueblo Israel cuando éstos lo aceptan y guardan sus mandamientos.

  • Alzará pendón, y he aquí vendrá, Isa. 5:26.
  • Te recogeré con grandes misericordias, Isa. 54:7.
  • Israel y Judá serán recogidos en sus tierras, Jer. 30:3.
  • Jehová recogerá a la casa de Israel de los pueblos entre los cuales está esparcida Ezeq. 28:25.
  • En la dispensación del cumplimiento de los tiempos reunirá todas las cosas en Cristo, Efe. 1:10.
  • Después que Israel sea dispersado, será congregado, 1 Ne. 15:12–17.
  • El Señor recogerá a todos los que son de la casa de Israel, 1 Ne. 19:16 (3 Ne. 16:5).
  • Serán sacados de la obscuridad y sabrán que el Señor es su Salvador, 1 Ne. 22:12.
  • Dios recoge y cuenta a sus hijos, 1 Ne. 22:25.
  • Las naciones de los gentiles llevarán a Israel a las tierras de su herencia, 2 Ne. 10:8 (3 Ne. 16:4).
  • Mi pueblo será reunido; y mi palabra se reunirá en una, 2 Ne. 29:13–14.
  • Los élderes son llamados para efectuar el recogimiento de los escogidos, DyC 29:7 (39:11).
  • Reuniré a mis escogidos, DyC 33:6.
  • Se manda a Israel congregarse para recibir la ley y ser investido, DyC 38:31–33.
  • Para restaurar a los de mi pueblo, que son de la casa de Israel, DyC 39:11.
  • Los santos saldrán, DyC 45:46.
  • Moisés entregó las llaves del recogimiento, DyC 110:11.
  • La justicia y la verdad inundarán la tierra a fin de recoger a los escogidos del Señor, Moisés 7:62.
  • Se compara el recogimiento con la forma en que las águilas se juntan alrededor de un cadáver, JS–M 1:27.

Las diez tribus perdidas de Israel

Las diez tribus de Israel componían el reino del norte (Israel) y, en el año 721 a.C., fueron llevadas cautivas a Asiria. En esa época fueron a los “países del norte” y se perdieron, en lo que concierne al conocimiento que tenemos de ellas. Regresarán en los últimos días.

  • Diré al norte: Da acá, Isa. 43:6.
  • Éstos vendrán del norte, Isa. 49:12 (1 Ne. 21:12).
  • Judá e Israel vendrán juntamente de la tierra del norte, Jer. 3:18.
  • Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, Jer. 16:14–16.
  • Yo los hago volver de la tierra del norte Jer. 31:8.
  • Los nefitas y los judíos tendrán las palabras de las tribus perdidas de Israel, 2 Ne. 29:12–13.
  • Voy a mostrarme a las tribus perdidas de Israel, 3 Ne. 17:4.
  • Cuando sea predicado este evangelio entre el resto de la casa de Israel, las tribus perdidas serán recogidas en la tierra de su herencia, 3 Ne. 21:26–29.
  • Moisés entregó las llaves del recogimiento de Israel a José Smith y a Oliver Cowdery, DyC 110:11.
  • Los que estén en los países del norte serán recordados ante el Señor, DyC 133:26–32.
  • Creemos en la congregación literal de Israel AdeF 10.