1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Ley

Los mandamientos o reglas de Dios sobre los cuales se basan todas las bendiciones y los castigos, tanto en el cielo como en la tierra. Los que obedecen las leyes de Dios reciben las bendiciones que se han prometido. El profeta José Smith enseñó que el pueblo también debía obedecer, honrar y sostener las leyes del país (AdeF 1:12).

La ley de Moisés fue una ley preparatoria para llevar a los hombres y a las mujeres a Cristo. Era una ley de restricciones, reglas y ordenanzas. En la actualidad la ley de Cristo, la cual cumplió la ley de Moisés, es la plenitud del Evangelio, o sea, “la perfecta ley, la de la libertad” (Stg. 1:25).

  • Todas las leyes son espirituales: DyC 29:34.
  • José Smith recibió la ley de la Iglesia por medio de revelación: DyC 42.
  • Quien guarda las leyes de Dios no tiene necesidad de infringir las leyes del país: DyC 58:21.
  • La luz de Cristo es la ley por la cual se gobiernan todas las cosas: DyC 88:7–13.
  • Dios ha dado una ley a todas las cosas: DyC 88:42–43.
  • Las personas deben observar la ley constitucional del país: DyC 98:4–5.
  • Cuando recibimos una bendición de Dios, es porque se obedece la ley: DyC 130:20–21.
  • La Iglesia declaró sus creencias concernientes a las leyes civiles: DyC 134.
  • El género humano se salva mediante la obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio: AdeF 1:3.