1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Matrimonio

Véase también Divorcio; Familia

Convenio o contrato legal entre un hombre y una mujer que los convierte en marido y mujer. El matrimonio lo decretó Dios (DyC 49:15).

El nuevo y sempiterno convenio del matrimonio

El matrimonio que se contrae bajo la ley del Evangelio y del santo sacerdocio es por la vida terrenal y también por la eternidad. Los hombres y las mujeres dignos que hayan sido sellados como matrimonio en el templo podrán seguir siendo marido y mujer durante toda la eternidad.

  • Para alcanzar el grado más alto de la gloria celestial, el hombre tiene que entrar en el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio: DyC 131:1–4.
  • Si un hombre no se casa con una mujer por mí, ninguna validez tendrán su convenio y matrimonio cuando mueran: DyC 132:15.
  • Si un hombre se casa con una mujer por mi palabra y por el nuevo y sempiterno convenio, y les es sellado por el Santo Espíritu de la promesa, estará en pleno vigor cuando ya no estén en el mundo: DyC 132:19.

El matrimonio entre personas de distintas religiones

El matrimonio entre un hombre y una mujer de distintas creencias y prácticas religiosas.

  • No tomarás para mi hijo mujer de las hijas de los cananeos: Gén. 24:3.
  • Si Jacob toma mujer de las hijas de Het, ¿para qué quiero la vida?: Gén. 27:46. Gén. 28:1–2.
  • Los israelitas no se casarán con los cananeos: Deut. 7:3–4.
  • Los israelitas se casaron con los cananeos, adoraron a dioses falsos y fueron maldecidos: Jue. 3:1–8.
  • Las esposas de Salomón desviaron su corazón hacia la adoración de dioses falsos: 1 Rey. 11:1–6.
  • No daríamos nuestras hijas a los pueblos de la tierra, no tomaríamos sus hijas para nuestros hijos: Neh. 10:30.
  • No os unáis en yugo desigual con los incrédulos: 2 Cor. 6:14.
  • El Señor Dios puso una señal sobre los lamanitas, a fin de que los nefitas no se mezclaran ni creyeran en tradiciones incorrectas: Alma 3:6–10.
  • Si un hombre no se casa con una mujer por mí, ninguna validez tendrán su convenio y matrimonio cuando mueran: DyC 132:15.
  • Los hijos de los hombres tomaron para sí esposas, según su elección: Moisés 8:13–15.

El matrimonio plural

El matrimonio de un hombre con dos o más esposas vivas. Es legítimo que el hombre tenga una sola esposa, a menos que el Señor mande, por medio de la revelación, otra cosa (Jacob 2:27–30). Mediante revelación y bajo la dirección del profeta que poseía las llaves del sacerdocio, se practicó el matrimonio plural en los tiempos del Antiguo Testamento y en los comienzos de la Iglesia restaurada (DyC 132:34–40, 45); pero en la Iglesia en la actualidad, no se practica (DO 1) ni está de acuerdo con los principios del Evangelio que deben vivir los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

  • Abraham, Isaac y Jacob hicieron lo que se les mandó al recibir varias esposas: DyC 132:37.
  • David y Salomón en nada pecaron sino en las cosas que no recibieron del Señor: DyC 132:38–39.