1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Nefitas

Pueblo del Libro de Mormón, muchos de los cuales descendían del profeta Nefi, hijo de Lehi. Se separaron de los lamanitas y en general fueron más rectos que estos últimos; sin embargo, debido a su iniquidad, con el tiempo fueron destruidos por los lamanitas.

  • Los nefitas se separaron de los lamanitas, 2 Ne. 5:5–17.
  • Los que no eran lamanitas eran nefitas, Jacob 1:13.
  • Inspiraba a los nefitas una causa mejor, Alma 43:6–9, 45.
  • Jamás hubo época más dichosa para los nefitas que en los días de Moroni, Alma 50:23.
  • A causa de las oraciones de los justos, fueron preservados los nefitas, Alma 62:40.
  • Los nefitas empezaron a degenerar en la incredulidad, Hel. 6:34–35.
  • Jesús enseñó y ministró a los nefitas, 3 Ne. 11 al 28:12.
  • Se convirtió al Señor toda la gente, y tenían en común todas las cosas, 4 Ne. 1:2–3.
  • No había contenciones, el amor de Dios moraba en sus corazones, y no podía haber pueblo más dichoso, 4 Ne. 1:15–16.
  • Los nefitas empezaron a tener orgullo y se envanecieron, 4 Ne. 1:43.
  • Hubo sangre y mortandad por toda la faz de la tierra, Morm. 2:8.
  • Los nefitas aumentaron en iniquidad y Mormón se negó a ser su comandante, Morm. 3:9–11.
  • Fueron muertos todos los nefitas, salvo veinticuatro, Morm. 6:7–15.
  • Se mataba a todo nefita que no negara al Cristo, Moro. 1:2.
  • Los nefitas fueron destruidos a causa de sus maldades y abominaciones, DyC 3:18.
  • Cuidaos del orgullo, no sea que lleguéis a ser como los nefitas, DyC 38:39.