Guía para el Estudio de las Escrituras

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Ordenación, ordenar

Nombrar o conferir autoridad u oficio. En la Iglesia del Señor, para que alguien ejerza autoridad, debe ser llamado por Dios, por profecía, y debe haberla recibido por la imposición de manos, de aquellos que poseen la autoridad para hacerlo (AdeF 1:5). Aunque la persona reciba la autoridad mediante la ordenación, la ejerce bajo la dirección de los que poseen las llaves pertinentes a esa autoridad.

  • Te di por profeta a las naciones: Jer. 1:5.
  • No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto: Juan 15:16.
  • Alma, teniendo autoridad de Dios, ordenó sacerdotes: Mos. 18:18.
  • Los hombres son ordenados al sumo sacerdocio con una santa ordenanza: Alma 13:1–9.
  • Jesús llamó y ordenó a doce discípulos: 3 Ne. 12:1.
  • Los élderes ordenan presbíteros y maestros mediante la imposición de manos: Moro. 3.
  • Debes esperar todavía un poco, porque aún no has sido ordenado: DyC 5:17.
  • José Smith fue ordenado apóstol de Jesucristo: DyC 20:2. DyC 27:12.
  • No se ordenará a ninguna persona sin el voto de la iglesia: DyC 20:65.
  • A ninguno le será permitido predicar mi evangelio a menos que sea ordenado por alguien que tenga autoridad: DyC 42:11.
  • Se ordena a los élderes para predicar el Evangelio: DyC 50:13–18.
  • Es el deber de los Doce ordenar y organizar a todos los otros oficiales de la Iglesia: DyC 107:58.
  • Busqué las bendiciones de los patriarcas, y el derecho al cual yo debía ser ordenado: Abr. 1:2.
  • José Smith y Oliver Cowdery se ordenaron el uno al otro al Sacerdocio Aarónico: JS—H 1:68–72.