1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Paz

En las Escrituras, la paz puede representar tanto la ausencia de conflicto y disensión como la calma y la tranquilidad interior que nacen del Espíritu que Dios da a Sus santos fieles.

Ausencia de conflicto y disensión

  • Él hace cesar las guerras: Sal. 46:9.
  • Ni se adiestrarán más para la guerra: Isa. 2:4.
  • Estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos: Rom. 12:18–21.

La paz de Dios para los obedientes

  • Al Salvador se le llamará Príncipe de paz: Isa. 9:6.
  • No hay paz para los malos: Isa. 48:22.
  • Apareció una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz!: Lucas 2:13–14.
  • La paz os dejo: Juan 14:27.
  • La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento: Filip. 4:7.
  • El pueblo del rey Benjamín recibió paz de conciencia: Mos. 4:3.
  • ¡Cuán hermosos son sobre las montañas los pies de aquellos que publican la paz!: Mos. 15:14–18. Isa. 52:7.
  • Alma clamó al Señor y halló paz: Alma 38:8.
  • Los espíritus de los justos serán recibidos en un estado de paz: Alma 40:12.
  • ¿No hablé paz a tu mente en cuanto al asunto?: DyC 6:23.
  • Camina en la mansedumbre de mi Espíritu, y en mí tendrás paz: DyC 19:23.
  • El que hiciere obras justas recibirá paz: DyC 59:23.
  • Vestíos con el vínculo de la caridad, que es el vínculo de la perfección y la paz: DyC 88:125.
  • Hijo mío, paz a tu alma: DyC 121:7.
  • Hallando que había mayor paz, busqué las bendiciones de los patriarcas: Abr. 1:2.