1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Plan de Redención

La plenitud del Evangelio de Jesucristo, cuyo propósito es llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre. Incluye la Creación, la Caída y la Expiación, junto con todas las leyes, ordenanzas y doctrinas que Dios nos ha dado. Este plan hace posible que todas las personas logren la exaltación y vivan para siempre con Dios (2 Ne. 2, 9). Las Escrituras también se refieren a este plan como el plan de salvación, el plan de felicidad y el plan de misericordia.

  • Herido fue por nuestras rebeliones Isa. 53:5 (Mos. 14:5).
  • No hay otro nombre bajo el cielo en que podamos ser salvos Hech. 4:12.
  • Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados, 1 Cor. 15:22.
  • Por gracia sois salvos por medio de la fe, Efe. 2:8 (2 Ne. 25:23).
  • Dios prometió la vida eterna desde antes del principio de los siglos, Tito 1:2.
  • Jesús es autor de eterna salvación, Heb. 5:8–9.
  • El plan de redención se extendió a los muertos, 1 Pe. 3:18–20; 4:6 (DyC 138).
  • La muerte cumple el misericordioso designio del gran Creador, 2 Ne. 9:6.
  • ¡Cuán grande es el plan de nuestro Dios!, 2 Ne. 9:13.
  • El plan de redención lleva a efecto la resurrección de los muertos, Alma 12:25–34.
  • Aarón enseñó al padre de Lamoni acerca del plan de redención, Alma 22:12–14.
  • Amulek explicó el plan de salvación, Alma 34:8–16.
  • Alma explicó el plan de salvación, Alma 42:5–26, 31.
  • Se afirman en la revelación moderna las doctrinas concernientes a la Creación, la Caída, la Expiación y el bautismo, DyC 20:17–29.
  • El plan se decretó antes de existir el mundo, DyC 128:22.
  • Ésta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre, Moisés 1:39.
  • Éste es el plan de salvación para todos los hombres, Moisés 6:52–62.
  • Con esto los probaremos, Abr. 3:22–26.