1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Poder

Véase también Autoridad; Sacerdocio.

La capacidad para hacer algo. El tener poder sobre algo o sobre alguien es tener la capacidad para controlarlo o mandarlo. En las Escrituras, el poder a menudo está ligado al poder de Dios o de los cielos. Con frecuencia se relaciona estrechamente con la autoridad del sacerdocio, la cual constituye el permiso o el derecho de actuar por Dios.

  • Yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, Éx. 9:16.
  • Dios es el que me ciñe de fuerza, 2 Sam. 22:33.
  • No te niegues a hacer el bien cuando tuvieres poder para hacerlo, Prov. 3:27.
  • Yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, Miq. 3:8.
  • Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, Mateo 28:18.
  • Se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad, Lucas 4:32.
  • Quedaos vosotros en la ciudad hasta que seáis investidos de poder desde lo alto, Lucas 24:49.
  • A todos los que le recibieron, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios, Juan 1:12 (DyC 11:30).
  • Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, Hech. 1:8.
  • No hay autoridad sino de parte de Dios, Rom. 13:1.
  • Sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación, 1 Pe. 1:3–5.
  • Estoy lleno del poder de Dios, 1 Ne. 17:48.
  • Me lo ha manifestado el poder del Espíritu Santo, Jacob 7:12.
  • El hombre puede recibir gran poder de Dios, Mos. 8:16.
  • Enseñaban con poder y autoridad de Dios, Alma 17:2–3.
  • Nefi ministró con poder y gran autoridad, 3 Ne. 7:15–20 (3 Ne. 11:19–22).
  • Aun cuando un hombre tenga poder para hacer muchas obras poderosas, si se jacta de su propia fuerza, tendrá que caer, DyC 3:4.
  • El poder está en ellos para efectuar muchas obras justas, DyC 58:27–28.
  • En las ordenanzas del Sacerdocio de Melquisedec se manifiesta el poder de la divinidad, DyC 84:19–22.
  • Los derechos del sacerdocio están inseparablemente unidos a los poderes del cielo, DyC 121:34–46.
  • Con mi mano te conduciré, y mi poder descansará sobre ti, Abr. 1:18.