1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Sacerdocio

La autoridad y el poder que Dios da al hombre para actuar en todas las cosas relacionadas con su salvación (DyC 50:26–27). Los miembros varones de la Iglesia que poseen el sacerdocio se organizan en cuórums y tienen la autorización para efectuar las ordenanzas y llevar a cabo ciertas funciones administrativas de la Iglesia.

  • Los hombres son llamados a ser sumos sacerdotes por causa de su gran fe y buenas obras: Alma 13:1–12.
  • Te doy poder para que bautices: 3 Ne. 11:21.
  • Tendréis poder para conferir el Espíritu Santo: Moro. 2:2.
  • Os revelaré el sacerdocio, por conducto de Elías el Profeta: DyC 2:1. JS—H 1:38.
  • El Señor confirmó un sacerdocio sobre Aarón y su descendencia: DyC 84:18.
  • Este sacerdocio mayor administra el evangelio: DyC 84:19.
  • Tomó a Moisés de entre ellos, y el Santo Sacerdocio también: DyC 84:25.
  • Se describe el juramento y convenio del sacerdocio: DyC 84:33–42.
  • El sacerdocio ha continuado por el linaje de vuestros padres: DyC 86:8.
  • En la Iglesia hay dos sacerdocios: DyC 107:1.
  • El primer sacerdocio es el Santo Sacerdocio según el Orden del Hijo de Dios: DyC 107:2–4.
  • Los derechos del sacerdocio están inseparablemente unidos a los poderes del cielo: DyC 121:36.
  • Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio, sino por persuasión y amor sincero: DyC 121:41.
  • Todo varón que sea miembro digno de la Iglesia puede recibir el sacerdocio: DO 2.
  • Creemos que el hombre debe ser llamado por Dios: AdeF 1:5.