1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Pureza, Puro

Véase también Santificación.

Estar libre de pecado y de culpa. La persona llega a ser pura cuando sus pensamientos y acciones son limpios en todo sentido. La persona que ha cometido un pecado puede llegar a ser pura mediante la fe en Jesucristo, el arrepentimiento y la recepción de las ordenanzas del evangelio.

  • El limpio de manos y puro de corazón recibirá bendición de Jehová, Sal. 24:3–5.
  • Purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová, Isa. 52:11 (DyC 133:4–5).
  • Bienaventurados los de limpio corazón, Mateo 5:8 (3 Ne. 12:8).
  • Todo lo que es puro, en esto pensad, Filip. 4:8 (AdeF 13).
  • Todos vosotros que sois de corazón puro, levantad vuestra cabeza y recibid la placentera palabra de Dios, Jacob 3:2–3.
  • ¿Podréis mirar a Dios en aquel día con un corazón puro y manos limpias?, Alma 5:19.
  • Encontrándose puros y sin mancha ante Dios, no podían ver el pecado sino con repugnancia, Alma 13:12.
  • Seamos purificados así como Cristo es puro, Moro. 7:48 (Morm. 9:6).
  • Dios apartará para sí un pueblo puro, DyC 43:14.
  • El Señor castigará a Sión hasta que se purifique, DyC 90:36.
  • El Señor mandó que se construyera en Sión una casa donde los puros de corazón verán a Dios, DyC 97:10–17.
  • Ésta es Sión: Los puros de corazón, DyC 97:21.