1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Redentor

Véase también Jesucristo; Salvador.

Jesucristo es el gran Redentor de la humanidad porque, mediante su expiación, pagó el precio por los pecados del hombre e hizo posible la resurrección de todo el género humano.

  • Yo sé que mi Redentor vive, Job. 19:25.
  • Yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor, Isa. 41:14 (Isa. 43:14; 48:17; 54:5; 59:20).
  • Yo Jehová soy Salvador tuyo y Redentor tuyo, Isa. 49:26 (Isa. 60:16).
  • Llamarás su nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados, Mateo 1:21.
  • El Hijo del Hombre vino para dar su vida en rescate por muchos, Mateo 20:28 (1 Tim. 2:5–6).
  • El Señor de Israel ha visitado y redimido a su pueblo, Lucas 1:68.
  • Fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, Rom. 5:10.
  • Jesucristo se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad, Tito 2:13–14.
  • Jesucristo nos lavó de nuestros pecados con su sangre, Apoc. 1:5.
  • La redención viene en el Santo Mesías y por medio de Él, 2 Ne. 2:6–7, 26.
  • El Hijo tomó sobre sí la iniquidad y las transgresiones del hombre, los redimió y satisfizo las exigencias de la justicia, Mos. 15:6–9, 18–27.
  • Cristo vino para redimir a aquellos que sean bautizados para arrepentimiento, Alma 9:26–27.
  • Vendrá al mundo para redimir a su pueblo, Alma 11:40–41.
  • La redención se realiza por medio del arrepentimiento, Alma 42:13–26.
  • Jesucristo vino para redimir al mundo, Hel. 5:9–12.
  • Cristo redimió a todo el género humano de la muerte temporal y de la espiritual, Hel. 14:12–17.
  • La redención viene por Cristo, 3 Ne. 9:17.
  • Yo soy el que fue preparado desde la fundación del mundo para redimir a mi pueblo, Éter 3:14.
  • El Señor vuestro Redentor padeció la muerte en la carne, DyC 18:11.
  • Cristo padeció por todos, si se arrepienten, DyC 19:1, 16–20.
  • Los niños pequeños son redimidos mediante mi Unigénito, DyC 29:46.
  • He mandado a mi Unigénito Hijo al mundo para la redención del mundo, DyC 49:5.
  • Cristo es la luz y el Redentor del mundo, DyC 93:8–9.
  • Joseph F. Smith recibió una visión de la redención de los muertos, DyC 138.
  • Creemos que por la Expiación de Cristo, todo el género humano puede salvarse AdeF 3.