1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. Y
  25. Z

Justicia

(1) Bendiciones que se reciben como consecuencia infalible de los pensamientos y de los hechos rectos, y el castigo que también se recibe como consecuencia invariable de los pecados de los que no se hayan arrepentido. La justicia es una ley eterna que requiere un castigo cada vez que se quebrante una ley de Dios (Alma 42:13–24). Si no se arrepiente, el pecador tiene que pagar las exigencias de la justicia (Mos. 2:38–39 DyC 19:17). Si se arrepiente, el Salvador paga las exigencias de la justicia por medio de su expiación, invocando la misericordia (Alma 34:16).

  • El alma que pecare, esa morirá, Ezeq. 18:4.
  • Qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, Miq. 6:8.
  • Jesús será fiel y justo para perdonar nuestros pecados 1 Juan 1:9.
  • La justicia de Dios separaba a los malos de los justos, 1 Ne. 15:30.
  • La expiación satisface lo que su justicia demanda, 2 Ne. 9:26.
  • Toda la humanidad se halla caída, y está en manos de la justicia, Alma 42:14.
  • La expiación apacigua las demandas de la justicia, Alma 42:15.
  • ¿Supones que la misericordia puede robar a la justicia?, Alma 42:25.
  • La justicia de Dios se cierne sobre vosotros, a menos que os arrepintáis, Alma 54:6.
  • Justicia y juicio escribe mi ley, DyC 82:4.
  • La justicia sigue su curso y reclama lo suyo, DyC 88:40.
  • A nadie se exime de la justicia y las leyes de Dios, DyC 107:84.

(2) Dignidad, integridad y santidad.

  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, Mateo 5:6 (3 Ne. 12:6).
  • Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, Mateo 6:33.
  • Habéis buscado la felicidad cometiendo iniquidad, lo cual es contrario a la naturaleza de la justicia, Hel. 13:38.