Escuela de los Profetas

    Véase también Smith, hijo, José.

    En Kirtland, Ohio (E.U.A.), durante el invierno de 1832–1833, el Señor mandó a José Smith organizar una escuela con el fin de capacitar a los hermanos en todo lo pertinente al evangelio y al reino de Dios. De esa escuela salieron muchos de los primeros líderes de la Iglesia. Otra escuela de los profetas, o de los élderes, la dirigió Parley P. Pratt en el condado de Jackson, Misuri (DyC 97:1–6). Se organizaron otras escuelas similares poco después de la migración de los santos al Oeste; no obstante, éstas se discontinuaron al poco tiempo. En la actualidad, la enseñanza del evangelio se lleva a cabo en el hogar, en los quórumes del sacerdocio y en las diversas organizaciones auxiliares, así como en las escuelas de la Iglesia y en las clases de seminario e instituto.

    • Santificaos y enseñaos el uno al otro la doctrina del reino, DyC 88:74–80.
    • Buscad diligentemente y enseñaos el uno al otro sabiduría, DyC 88:118–122.
    • Se establece el orden de la escuela de los profetas, DyC 88:127–141.
    • La Primera Presidencia posee las llaves de la escuela de los profetas, DyC 90:6–7.