Andar, Andar con Dios

    Estar en armonía con las enseñanzas de Dios y vivir como Dios desea que viva su pueblo; ser receptivo y obediente a la inspiración del Espíritu Santo.

    • El Señor probó al pueblo, para ver si andaba en su ley, o no Éx. 16:4.
    • Jehová no quitará el bien a los que andan en integridad, Sal. 84:11.
    • Los que anden en las ordenanzas del Señor y guarden sus decretos y los cumplan, serán su pueblo Ezeq. 11:20–21 (Deut. 8:6).
    • Subamos al monte de Jehová, y andaremos por sus veredas, Miq. 4:2 (DyC 11:12).
    • Andad en la luz, como él está en luz, 1 Juan 1:7 (2 Juan 1:6; 3 Juan 1:4; 4 Ne. 1:12).
    • El rey Benjamín anduvo con la conciencia limpia delante de Dios, Mos. 2:27.
    • Nuestro deber es andar sin culpa según el santo orden de Dios, Alma 7:22.
    • Dad oído al profeta y andad con toda santidad delante del Señor, DyC 21:4.
    • Enseñad a vuestros hijos a orar y a andar rectamente delante del Señor, DyC 68:28.
    • Permanecerás en mí, y yo en ti; por tanto, anda conmigo, Moisés 6:34.