Traducción de José Smith Apéndice

TJS, Juan 13:8–10. Compárese con Juan 13:8–10

Jesús lava los pies de los Apóstoles para cumplir la ley de los judíos.

8 Pedro le dijo: No hay necesidad de que me laves los pies. Le respondió Jesús: Si no te lavo, no tendrás parte conmigo.

9 Le dijo Simón Pedro: Señor, no solo mis pies, sino también las manos y la cabeza.

10 Jesús le dijo: El que se ha lavado las manos y la cabeza, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. Esta era la costumbre de los judíos bajo su ley; por tanto, Jesús hizo esto para que la ley se cumpliese.