Selecciones de la Traducción de José Smith

TJS Apocalipsis 1:1–8 (compárese con Apocalipsis 1:1–8)

(Juan el Apóstol recibe las profecías en el libro del Apocalipsis. Le visitan Jesucristo y un ángel.)

  La revelación de Juan, siervo de Dios, que le fue dada por Jesucristo, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto, y que él declaró y envió por medio de su ángel a Juan su siervo,

  quien ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo y de todas las cosas que ha visto.

  Bienaventurados los que leen, y los que oyen y entienden las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas, porque el tiempo de la venida del Señor está cerca.

  Y éste es el testimonio de Juan a los siete siervos que están encargados de las siete iglesias que están en Asia: Gracia a vosotros y paz del que es y que era y que ha de venir, que ha enviado a su ángel de delante de su trono, para testificar a los que son los siete siervos sobre las siete iglesias.

  Por tanto, yo, Juan, el testigo fiel, doy testimonio de las cosas que el ángel me entregó, y de Jesucristo, el primogénito de los muertos, y Príncipe de los reyes de la tierra.

  Y al que nos ama, sea la gloria; el que nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios, su Padre. A él sean gloria y dominio para siempre jamás. Amén.

  Porque he aquí que viene en las nubes con diez millares de sus santos en el reino, vestido de la gloria de su Padre. Y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán por causa de él. Así sea. Amén.

  Porque él dice: Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.